Conectar con la naturaleza: beneficios para tu mente y cuerpo

conectar con la naturaleza

Vivimos muy rápido y sentimos muy poco. Y, una de las razones por las que pasamos nuestra existencia con este ritmo cansino, es porque nos hemos desconectado de nuestra esencia. Y para recuperar ese equilibrio y plenitud  necesitamos conectar con la naturaleza. Ser parte de un entorno natural, alejado de las masas grises que nos rodean. De las luces y ruidos artificiales a los que, hace cien años, nuestros antepasados no estaban acostumbrados.

Respirar aire puro. Escuchar el silencio, o poder ver más allá de esas moles gigantes que usamos por casa. Eso es conectar con la naturaleza. Salir de esos espacios urbanos en los que, aparentemente, vivimos rodeados de comodidades materiales. O mejor dicho artificiales.

Que es conectar con la naturaleza.

conectar con la naturalezaConectar con la naturaleza es una forma de vida. Una terapia sanadora que nos permite reencontrarnos con nuestra esencia. Porque somos seres naturales apartados de su equilibrio ancestral. Piensa que, genéticamente llevamos siglos sin vivir entre tanto entorno artificial: cemento, polución, luces artificiales, ruidos machacones. No nosotros, claro. Pero si, quizá, nuestros padres. Y seguro, nuestros abuelos y bisabuelos. Y así, hacia atrás.

Por eso, existe tanta frustración, tanta infelicidad, tanta enfermedad, tanta falta de salud emocional. Por eso, conectar con la naturaleza, ahora, es más necesario que nunca.

La mayoría de las personas viven en núcleos urbanos. O en grandes pueblos. Se han despoblado las zonas rurales y los pueblos integrados en parajes naturales. El trabajo, la escuela, los hospitales. Todo ha marchado a las ciudades. Como amalgamas de servicios en los que, en poco espacio, vive mucha gente. Apelotonada, con prisas.

Conectar con la naturaleza para nuestro equilibrio vital

conectar con la naturalezaPor eso, cuando conectamos con la naturaleza, recuperamos cierta calma. Cierto equilibrio. Por eso, en vacaciones, huimos de la ciudad y marchamos al monte, a la playa. A entornos más evocadores. Bien es cierto que, especialmente, las costas han sido infectadas por el virus urbano. Han proliferado los edificios altos, la contaminación y el ruido. El virus urbano se extiende como un parásito en un organismo vivo. Arrasando, por desgracia.

Pero aún hay muchos sitios verdes. Con permiso de los pirómanos, y las empresas y autoridades  que mandan y permiten quemar bosques, para luego edificar. Pero los hay. La tierra es sabia. Y nos reserva paraísos de calma, silencio y tranquilidad. No podremos con nuestro planeta. El acabará antes con nosotros si le tocamos mucho las raíces…

Beneficios de conectar con la naturaleza

Entre los beneficios de conectar con la naturaleza, podemos encontrar los siguientes:

conectar con la naturaleza1. Nuestra salud. Es una obviedad. Pero los índices de contaminación y polución son preocupantes y parece que no hay políticas reales de frenar la polución. En el campo, sin embargo, gracias a la vegetación respiramos mejor. Oxigenamos nuestro cuerpo. Y escapamos de la oxidación que produce la contaminación, causante de muchas enfermedades. Por eso, si te fijas, cuando estamos en el campo nos sentimos más relajados. Más bucólicos. Dormimos mejor y nuestro cerebro se relaja y recuperamos nuestro equilibrio vital.

2. Nuestro ciclo biológico. En el campo huimos del estrés del trabajo. De los horarios interminables y marcados de trabajo, comida, trabajo, descanso, tele, etc. Recuperamos nuestro ciclo biológico real. Nuestros ritmos circadianos se adecuan a nuestro ciclo biológico natural. Esto es sumamente saludable. Ya no estamos expuestos a luces artificiales (que te alteran la visión y el sueño), ni a ruidos martilleantes (que generan un estrés encubierto muy perjudicial). En la naturaleza todo fluye, más natural, como es obvio.

Recuperamos nuestro equilibrio y serenidad.

3. Amplitud de miras. ¿Sabes cuál es el color que más gamas distingue el ser humano? ¡¡¡Verde!! Esto es porque, ancestralmente, los seres humanos hemos vivido en entornos naturales y hemos desarrollado la capacidad de discernir entre varios tonos, como medida de supervivencia: detectar animales, para cazar o defendernos. O para orientarnos. A este paso, en un siglo, habremos sustituido el verde por el gris en este ránking. Pero lo que está demostradísimo es que, viviendo en la ciudad, estamos acortando nuestro campo de visión, nuestras miras.

 

Quiere decir que, cuando bajas a la calle, nuestra capacidad visual no puede llegar muy lejos. Al horizonte. Hay tantas construcciones por medio que nos vamos auto limitando y empobreciéndonos emocionalmente. Es como estar prisionero en un laberinto, sin ser consciente de ello. Porque, en teoría, en ese laberinto te puedes mover libremente.

Sin embargo, en la naturaleza, puedes ver muy lejano. Puedes mirar al horizonte y ver montañas, lagos, ríos, bosques. Nuestra mirada se hace más lejana. Ampliamos nuestras miras. E, inconscientemente, esto nos genera más sensación de libertad. De integración con nuestro hogar, que es la Tierra. Y esto es muy saludable. Física y emocionalmente.

¿Cómo conectar con la naturaleza?

1. Para empezar, necesitas voluntad.

Si te consideras muy urbanita, es porque te gustan mucho los servicios y comodidades que te ofrece la ciudad. Pero, ¿te gusta porque lo has reflexionado por ti mismo? ¿O por qué la publicidad, los medios, la sociedad te ha dicho que eso mola mucho? ¿Qué es mejor pasear por un centro comercial que por un bosque? Ah, es verdad… Que en el bosque no se vende nada. Y no gastas dinero. Y entonces no fomentas un sistema consumista de mierda. NO había caído.

En definitiva. Si no valoras la naturaleza estás desconectado de lo que realmente eres.

2. Volver a la naturaleza

Sin embargo, si valoras los beneficios que te aporta conectar con la naturaleza, hazlo. Aunque vivas en la ciudad. Cualquier núcleo urbano tiene a media hora máximo, en transporte público, una zona más natural y alejada del estrés que supone la ciudad. Trata de hacer una escapada, al menos, una vez a la semana. Y si puedes, dormir en el campo, o en la playa. Mejor que mejor. Descansarás mejor y recobrarás la vitalidad que, durante la semana, la ciudad te va robando.

3. La naturaleza no es aburrida, como piensa mucha gente.

Porque no puedas hacer ciertas memeces que haces en la ciudad, la naturaleza aporta otras tareas o actividades mucho más relajantes y saludables. Simplemente pasear y observar ya es muy enriquecedor.

Además, la naturaleza siempre ha sido inspiradora y musa para inventar y crear. Si tienes alguna actividad creativa como afición, en la naturaleza te sentirás más inspirada para crear. Debe ser porque, al oxigenar más y mejor el cerebro, estamos más creativos. También tiene que ver la amplitud de miras a la que nos referíamos antes.

Existen, además…

Dinámicas o ejercicios que puedes llevar a cabo en la naturaleza

Por ejemplo…

conectar con la naturalezaa) Pasear descalzo. La Tierra, como planeta, tiene un campo electro magnético. Y la propia tierra, como suelo que pisamos, también. Si tienes claro que los seres humanos formamos un todo indivisible con nuestro planeta, entonces entenderás que, cuando caminamos descalzos por la tierra, ya sea el monte o la playa, nos estamos recargando de la energía que nos aporta la tierra. Que no solo es en forma de alimentos y oxigeno… Es una energía más sutil que no percibimos y de la cual nos hemos desconectado, por culpa del asfalto colonizador que lo inunda todo.

b) Abraza un árbol. Si, no me he vuelto loco. Abrazar un árbol puede parecer una frikada. Pero pruébalo. Hazlo a solas si te da vergüenza. Y cuando compruebes lo relajante y estimulante que es (para ti, y para el árbol) y lo recomiendes a tus amigos y familiares, te sentirás igual de friki que yo. Pero te dará igual. Porque tu sabrás que es verdad. Sucede por la misma razón que pasear descalzo: nos fusionamos con nuestra casa. Como un todo.

c) Escucha y observa. Conectar con la naturaleza es un proceso de introspección y autoconocimiento. Aporta relajación y equilibrio. Nos permite mayor claridad mental. Y todo desemboca en una mayor plenitud personal. De hecho,  los procesos creativos y mejores ideas han surgido en la naturaleza.

Conclusiones del beneficio de conectar con la naturaleza.

Que recomendemos conectar con la naturaleza no quiere decir que pensemos que la ciudad apesta (un poco si). En la ciudad nos relacionamos y hay espacios muy interesantes: podemos ir al cine, al teatro, asociarnos, etcétera.

Lo que decimos es que necesitamos, de forma permanente u ocasional, volver a establecer contacto con nuestro origen. De dónde venimos. Es sano. Para tu cuerpo y para tu mente. Y ya sabes. Si tienes el privilegio, suerte y placer de poder visitar la naturaleza habitualmente (una vez a la semana, como mínimo) deja el entorno tal como lo encontraste. O mejor.

 




Comments

  1. Me encanta la naturaleza. Supongo que será porque en otra vida debí ser algo cabra montesa :D. Cuando me voy de excursión por la montaña no hay quien me pare. No me canso y no quiero que se acabe.
    De pequeño en el pueblo de mi padre me iba todo el día fuera de casa con los vecinos a “echar las vacas al monte”. Tengo unos recuerdos maravillosos de aquella época.
    Ahora con el trabajo todo eso se olvida, pero resulta fundamental volver a conectar con esa parte de nuestra vida.

    • Jose Vicente Esteve Lopez : febrero 9, 2018 at 5:07 pm

      Gracias por tu aportación David! Me ha hecho mucha gracia lo de que fuiste cabra en otra vida, jajja… Yo creo que también fui algún animalico. La verdad es que, como dice el artículo, volver a conectar con la naturaleza tiene muchas connotaciones. Y si nos aporta esa quietud y calma, al mismo tiempo que nos da energías, es porque tenemos un vínculo con ella… tan sencillo como que nuestra evolución como seres ha sido al 99% en ese entorno. En las ciudades llevamos nada y son lugares tan artificiales que luego encontramos los índices de frustraciones e infelicidad tan altos. Hay que volver al monte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS AÚN
Te regalo la GUÍA que
"RE
ORIENTA TU VIDA"
Una guía para simplificar y organizar tu vida. Con reflexiones y prácticos consejos para alcanzar tu equilibrio fisico y mental

1# descubre tus limitaciones
2# potencia tus fortalezas
3# equilibra tu salud física y mental
4# desarrollate personal y socialmente
SI, LA QUIERO