¡Acaba con la depresión desde la cocina!

¡Acaba con la depresión desde la cocina!

depresionSegún un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística, un 40% de los españoles sufre depresión o ansiedad. Estos resultados son atestiguados por José Antonio López Rodríguez, vice presidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada. Según sus palabras, estos trastornos se han acrecentado durante los últimos 10 años y se deben en buena medida “al estilo de vida que llevamos hoy en día”. Por eso hoy te vamos a hablar cómo afrontar ciertos trastornos emocionales desde la cocina. Te vamos a hablar de alimentos antidepresivos. Porque lo que comes también influye en tu estado de ánimo.

El ritmo de vida frenético, la situación de empobrecimiento y precariedad social, y en ultima instancia, los recortes a tratamientos sanitarios del actual gobierno del PP han hecho mella, no solo en la cronificación de dolencias física sino también mentales. A ellos hay que sumar también un repunte en las incidencias de esquizofrenia o trastornos bipolares.

Con estos indices, profesionales del sector temen que en los próximos años, 1 de cada 5 adultos sufran algún tipo de patología psiquiátrica a lo largo de su vida en España.

Como explicaba López Rodríguez, el estilo de vida se haya en buena medida tras estas patologías. Y a nadie escapa que nuestra alimentación radica de forma significativa en ese estilo de vida.

Alimentación contra la depresión

Es por ello que debemos ser conscientes que, en este caso, el dogma somos lo que comemos” cobra una nueva dimensión. Es más, estudios científicos han hallado ingredientes de nuestras comidas insertados en el mismo ADN humano. Uno de ellos, llevado a cabo por la Universidad de Nankin (China) encontró trazas o hebras del ARN de las verduras en nuestra sangre.

En este caso, los bajos niveles de neurotransmisores, como la noradrenalina o la serotonina están relacionados con síntomas depresivos. Pero estos síntomas pueden desaparecer al recibir la nutrición adecuada para reactivarlos.

Por ejemplo, la serotonina es el  neurotransmisor que influye de forma directa sobre los estados depresivos. Con un nivel elevado en sangre, el consumidor siente placer y sensación de bienestar, disminuyendo el deseo de comer harinas y dulces. En cambio, con bajos niveles de serotonina se siente mayor deseo de comer alimentos dulces, con las nefastas consecuencias conocidas por todo el mundo. Es por ello que los alimentos ricos en serotonina actúan directamente contra la depresión.

La serotonina actúa como importante neurotransmisor en la inhibición de la ira, agresión, temperatura corporal, humor, sueño, apetito o en la sexualidad. Obviamente, estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión

La serotonina: la suatancia que nos “alimenta” contra la depresión

Es sencillo: de los tres macronutrientes en los que se dividen los alimentos, son los hidratos de carbonos los que más influyen, puesto que actúan en forma directa sobre los niveles de serotonina.

Pero no son solo los hidratos de carbono los que influyen en este bienestar emocional. Existen otros alimentos que, entre sus proteínas incluyen un aminoácido conocido como triptófano, que interviene en la producción de serotonina.

Es vital ser consciente de aquello con que nos alimentamos, especialmente hidratos de carbono y proteínas. 

Hagamos un repaso más práctico por nuestra despensa:

Los lácteos (pese a sus contra indicaciones) y los huevos influyen decisivamente en la síntesis de la serotonina. Además es vital suprimir de nuestras dietas las harinas blancas, la bolleria industrial y los dulces en general y sustituirlos por vegetales, cereales integrales o legumbres, además de la fruta cuyo edulcorante, la fructosa, es el más natural y sano que nos podemos llevar a nuestro paladar.

Además, otras sustancias habituales en nuestra alimentación influyen decisivamente en nuestro estado de bienestar y dificultan el desarrollo de patologías psíquicas. El ajo, la cebolla, los anacardos, la avena, la col, la calabaza, las castañas y los cítricos en general. Junto a ellos, los tomates, los higos, el mango, los frijoles y alimentos de origen animal, como pescado, pollo y pavo, contienen el ya mencionado triptófano, que recordamos, se trata de un relajante natural, promotor de la serotonina.

El contenido de los alimentos influye en posibles depresiones

Otro importante grupo de alimentos son los que contienen ácidos grasos Omega 3, que mejoran la comunicación de las células cerebrales y contribuyen a mejorar la concentración de dopamina y serotonina en nuestro organismo. Tanto la dopamina como la serotonina son dos neurotransmisores que ayudan a regular el estado de ánimo. El Omega 3 podemos encontrarlo en el salmón, sardinas, mariscos, nueces y semillas de linaza.

omega3

Múltiples opciones alimenticias contra la depresión

También podemos encontrar propiedades beneficiosas contra la depresión en el azafrán. El uso de esta especia en platos de ensaladas o arroces puede levantarte el ánimo según un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán, que ha destacado que se ha encontrado que éste tiene efectos antidepresivos, comparable a la fluoxetina (Prozac) y la imipramina (Tofranil).

No menos sorprendente es nuestro siguiente grupo de alimentos: el chocolate, cuyos antioxidantes reducen los niveles de cortisol, una hormona que se genera con el estrés. Es bien sabido por todo el mundo que una onza de chocolate puede tener serias propiedades terapéuticas y relajantes.

Vitaminas contra la depresión

Un nutrido grupo de vitaminas también son de gran utilidad para ayudarnos a regular nuestro organismo y estado de ánimo y prevenir así posibles patologías psíquicas.

Por ejemplo, la vitamina C, que se halla en cítricos como limones, naranjas y pomelos. Y en otras frutas y verduras como la borraja, u otros ya mencionados como los ajos y cebollas , bayas, piñas y papayas, anacardos o frutos secos, como nueces o almendras. Con el consumo de estos alimentos reduciremos los niveles de vanadio, un mineral que ha sido declarado culpable de la depresión bipolar.

Por su parte, el grupo de vitamina B9, que encontramos en alimentos tan saludables como las espinacas, anacardos, espárragos, avena, col, pimientos, naranjas, zanahorias, lechugas, tomates, manzanas, peras, almendras. Todos ellos, ricos en folacina y piridoxina, que aumentan el nivel de serotonina.

La vitamina B12 también aporta grandes dosis de nutrición contra la depresión y ansiedad. Pero en este caso para obtenerla debemos echar mano a alimentos de origen animal. La cobalamina, o vitamina B12, está presente en las almejas, cada gramo de este marisco contiene casi 1 micro gramos de cobalamina. De ahí su poder afrodisíaco. También la encontramos en el hígado, el cerebro o los riñones.

Finalmente, los minerales también complementan muy bien una dieta dirigida a un estado de ánimo pleno: el calcio, magnesio, potasio, selenio y litio, son los minerales más efectivos frente a la depresión. Algunos de los alimentos más ricos en calcio son verduras como ajos, cebollas, coles, frutas, tales como castañas, nueces, coco, higos, manzanas, mangos, plátanos, aguacates, almendras y cochayuyo.

Combatir las depresiones estacionales con la alimentación

Cabe reseñar que algunas depresiones de carácter estacional como la depresión de otoño o de la depresión producida por el síndrome premenstrual pueden combatirse más eficazmente con alimentos ricos en carbohidratos como el trigo, la avena, el arroz o sus derivados, tales como pastas, fideos, espaguetis. Y también en las legumbres como habas, garbanzos, lentejas, soja o guisantes. Tampoco debemos olvidar el aporte de la capsaicina, que estimula la producción de endorfinas, conocidas  comúnmente como “hormonas de la felicidad”. Encontramos esta sustancia en el chile, en la pimienta cayena y en el jengibre.

Esperamos haberte ayudado a resolver tus dudas y a saber afrontar mejor la depresión si ese es tu caso. De lo que si estoy seguro es de que habrás aprendido cosas nuevas e interesantes en este artículo. Si te ha gustado lo que has leído y tienes algo que contarnos te pediría que pusieras un comentario más abajo contando tus experiencias para que todos podamos aprender. Y si compartes en tus redes sociales muchos otros podrán aprender como tu. Gracias.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas