Blanquea tus dientes con tres sorprendentes remedios

Blanquea tus dientes con tres sorprendentes remedios

Tener unos dientes más blancos resulta algo deseable en la sociedad actual. Ya sea por estética pero también porque denota una higiene y salud dental. Blanquear los dientes de forma natural se ha convertido en una inquietud par muchas personas a día de hoy.

Desde baratos dientes blancos 3e ineficaces tratamientos dentales hasta las carísimas y profundas limpiezas del dentista, quien más quien menos ha probado alguna manera de tener una sonrisa como la que lucen los actores de los anuncios. Sin embargo, en muchos casos los tratamientos farmacológicos y las clínicas emplean soluciones con químicos o excesivamente agresivas, no solo para nuestros dientes sino también para nuestras encías.

Con un poco de paciencia y siguiendo alguno de los consejos que te dará hoy PLANTARTE, posiblemente no tengas que recurrir a ninguno de estos tradicionales y caros métodos. Pero obviamente, blanquear tus dientes es solo la cara visible de tu salud dental. Y si quieres no tener que blanquearlos cada dos por tres y, sobre todo, quieres gozar de una buena salud dental, empieza por tener unos hábitos higiénicos saludables.

Blanquear dientes de forma natural

Para encontrar la manera de blanquear los dientes, primero tenemos que saber por qué se ponen de color amarillo. Existen, ya sabes, diversos factores que influyen en ese color amarillento, incluida la genética, pero tiene gran importancia también nuestra alimentación.

Un diente está compuesto de 4 tejidos: a saber, el esmalte, que es la fuerte capa blanca que cubre protege el diente; la dentina, que es lo que recubre el esmalte y este si es un material amarillo duro que conecta con los nervios. La pulpa, que está en el centro del diente y contiene vasos sanguíneos y linfáticos. Y finalmente, el cemento, que cubre la raíz del diente.

dientes blancos2El esmalte y la dentina son los elementos que juegan el papel más importante en el color. Ciertos alimentos y bebidas se adhieren directamente al esmalte. Pero con el paso del tiempo los dos mayores responsables de esta coloración amarillenta son el alimento y bebida que realmente descomponen el esmalte y lo debilitan a medida que envejecemos. Y a medida que el esmalte se rompe, muestra la dentina amarilla que hay debajo.

A continuación vamos a darte unos remedios naturales para blanquear tus dientes, los cuales quizá ya hayan perdido un poco de esmalte blanco. También sabrás como fortalecer tu esmalte, y cuan importante es mantenerlo y evitar que se descomponga más.

1. Bicarbonato de sodio y zumo de limón Pega

El bicarbonato de sodio no es la primera vez que aparece en PLANTARTE. Se trata de un compuesto químico ligeramente abrasivo. Empleándolo en el cepillado, y frotando suavemente las manchas superficiales de nuestros dientes, estos volverán a tener un tono más blanco.

El bicarbonato también es muy alcalino y si tenemos un PH oral muy ácido, o comemos gran cantidad de alimentos ácidos, el bicarbonato podría ayudar a equilibrar el PH de nuestra boca. Esto permite que el ácido que descompone nuestro esmalte se reduzca. También reduciremos la acidez empleando zumo de limón, que actúa también como un blanqueador natural.

El remedios que proponemos se prepara empleando bicarbonato de sodio, zumo de limón, aguan y un cepillo de dientes. Deberemos mezclar varias cucharaditas de bicarbonato de sodio con suficiente zumo de limón fresco (o agua) hasta lograr una pasta. Limpia los dientes con una buena cantidad de pasta en tu cepillo de dientes y aplica por cada uno de ellos. Deja la pasta en tu boca durante un minuto y luego enjuaga bien para evitar que el esmalte se vea demasiado afectado por el ácido del limón. Si empleamos agua podremos dejar actuar durante un máximo de 3 minutos.

2. Fresa, sal y bicarbonato de sodio

Algo tan sabroso y nutritivo como una fresa puede ser de gran utilidad para el propósito dientes blancos 4de hoy. Las fresas son ricas en vitamina C, lo que puede ayudarnos a luchar contra la placa bacteriana que está provoca que los dientes se tornen de color amarillo. Las fresas también cuenta con una enzima llamada ácido málico que nos ayudará a eliminar las manchas superficiales.

Otro de los ingredientes de este remedio es la sal, que actúa como un elemento ligeramente “exfoliante” sobre nuestros dientes y así mantener lejos de ellos la suciedad y manchas. Nuevamente incluiremos el bicarbonato de sodio que proporciona a este ungüento un toque extra de blancura, aunque en esta receta no es imprescindible.

En definitiva, para conseguir este remedio necesitaremos entre una y tres fresas grandes, una pizca de sal y media cucharadita de bicarbonato (opcional). Trituraremos las fresas y al resultado le añadiremos una pizca de sal marina y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Aplicaremos una generosa cantidad de la mezcla obtenida en nuestro cepillo y nos lavaremos los dientes. Dejar que una vez frotada toda la superficie dental la mezcla repose durante 5 minutos. Y listo para enjuagar. Este remedio puedes aplicártelo cada noche.

3. Enjuagues con aceite de coco

Puede sonarte raro, pero el remedio que te presentamos ahora, además de natural es altamente efectivo. Enjuagarse la boca con aceite de coco es un ancestral recurso que mucha gente considera como de lo más efectivo para blanquear los dientes. Quizá no resulte aparentemente agradable pero dejando de lado el sabor si que favorece considerablemente el blanqueamiento de tus dientes.

Esto es así debido al ácido láurico que contienen el aceite de coco, que puede deshacerse de las bacterias que se encuentran en la placa, y que hace que tus dientes amarilleen. Al mismo tiempo, el aceite de coco fortalece la salud de las encías y permite mantener un aliento fresco.

Para ello emplearemos, preferiblemente por la mañana y antes de cepillarnos los dientes, una cucharada de aceite de coco. Podemos rebajarlo ligeramente con agua o simplemente introducirlo en nuestra boca frotando con el aceite cada uno de nuestros dientes. Podemos “aguantar” el aceite en los dientes hasta 10 minutos y luego escupir los restos y enjuagar con agua. Posteriormente hacer un cepillado normal.

Obviamente estos remedios garantizan una mayor blancura dental pero no de forma inmediata. Requiere tiempo empezar a ver una diferencia sustancial, pero no será de forma inmediata… al menos no como lo hacen los productos comerciales. No estamos hablando de blanqueamientos con alto compuesto químico, que en ocasiones produce un exceso de blancura que resulta incluso poco natural.

No pretendemos que al aplicar bicarbonato, limón o fresas nuestros dientes queden como los del protagonista del anuncio o el de cualquier famoso porque defendemos salud y paralelamente estética, pero esta última supeditada a aspectos saludables. Con estos remedios te garantizamos una boca sana, unos dientes blancos (no brillantes) y un considerable ahorro económico en este tipo de productos.

Para terminar, unos consejos para blanquear tus dientes de forma natural…

Rutina. Es importante establecer unas pautas o hábitos en la aplicación de estos remedios o cualquier otro hábito de higiene dental. Solo de esta manera sacaremos el máximo provecho de ellos.

Agua oxigenada. El agua oxigenada rebajada al 3% puede emplearse también como un efectivo desinfectante bucal y permite también blanquear tus dientes. De hecho, es más efectivo que cualquier enjuague bucal que muchas veces son altamente nocivos, no solo para nuestra salud oral. Tranquilos, no nos escocerá la boca. Hablamos de agua oxigenada diluida.

Ojo con lo que bebes. Sabemos que lo sabes y que también es difícil, pero evita en la medida de lo posible bebidas azucaradas, las colas especialmente, el café, y el tabaco. Pero trate de evitar las bebidas oscuras, como el coque y el café que mancha los dientes.

 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas