El impulso que tu vida necesita va por uno de estos atajos… ¡los tenías enfrente!

motivacion personal

¿Necesitas un cambio de rumbo en tu vida?

A veces enfermamos porque nuestras emociones no se encuentran alineadas con nuestras expectativas de vida. A veces tenemos que hacer malabares con nuestros anhelos y deseos y se nos caen todos al suelo porque nuestra rutina está falta de equilibrio y no podemos coordinar nuestras manos para aferrar aquello que queremos alcanzar. Necesitamos un cambio de vida, pero da tanto miedo, ¿verdad? A veces somos tan esclavos de nosotros mismos que nuestro cuerpo y nuestra mente dicen basta pero nosotros no sabemos (o no queremos) escuchar. Pero si, podemos ¡HACERNOS DUEÑOS DE NUESTRA VIDA!

La peor cárcel es ser prisionero de uno mismo.

La peor cárcel es aquella de la cual tienes llave pero no te atreves a usar. Puede ser un trabajo tedioso, una persona tóxica, una insatisfacción vital o darte cuenta que vas por el camino erróneo pero sigues andando porque reconocer que erraste el sendero es demasiado cruel para tu orgullo o tu ego, llámalo como quieras.

¿Romper tu espacio de confort? ¿Estamos locos?

Pero para todo hay una medicina sin forma de pastilla ni color. Mucho más saludable y reconfortante. Es estar contigo y poner a prueba tu autoestima saliendo de tu espacio de confort. Esa pequeña burbuja en la que te has encerrado y donde te sientes seguro. Porque sabes que dentro de ella puedes estar más o menos claustrofóbico, pero conoces lo

Desarrolla tu mentalidad productiva

Curso online sobre mentalidad productiva AQUÍ recomendado por Plantarte

que en ella acontece, lo que va a pasar en cada momento, te guste más o menos… pero ya sabes a lo que atenerte.

Porque asumir cambios es no saber lo que va a pasar a continuación. Y eso, a veces da miedo. Tenemos tanto reparo a enfrentarnos a situaciones desconocidas que nos estamos perdiendo la forma de lograr un cambio de vida. A veces la ansiedad nos atrapa pero existen muchas formas de acabar con ella…

¿Necesitas un cambio de hábitos?

Te voy a hacer tres bloques de preguntas y si, al menos en dos de ellas, la mayor parte de las respuestas son que “SI” entonces te daré un diagnóstico y un tratamiento que te va a curar por dentro y por fuera. ¿Preparadas? ¿Listos?

  1. ¿Añoras cuando eras un niño? ¿Cuando eras pequeña? ¿Cuándo todo un nuevo mundo se abría ante ti y te asombrabas simplemente de ver una mariposa o escuchar los relámpagos de una tormenta?
  2. Cuando ves una película de aventuras, de espías, de amor, o lees una novela donde a los protagonistas les suceden infinidad de cosas positivas, aunque a veces negativas, ¿te identificas con esos protagonistas? ¿te metes en su piel y en el fondo anhelas tener esas aventuras y emociones en tu vida?
  3. ¿Tienes días en los que te preguntas si el resto de tu vida va a ser así y te da vértigo? ¿”Envidias” a esa gente que sale en alguna noticia que ha emprendido un reto vital como dar la vuelta al mundo o dejar su trabajo para hacer lo que realmente le gusta?

Auto diagnóstico: ¿miedo o amor?

Analiza tus respuestas porque en ellas está tu “RESPUESTA”. Mira, yo no te conozco, pero hay un patrón que se repite en todos los seres humanos. En un sentido negativo ese patrón se llama MIEDO. Es aquello que te atenaza y te paraliza y te mantiene en tu zona de confort porque salir de esa zona, en la que te sientes seguro, genera ansiedad, claustrofobia, pereza, incertidumbre, pánico, vértigo… pero todos estos términos son MIEDO con diferentes máscaras, con diferentes personalidades.

Técnicas para superar bloqueos y lograr un cambio de vida

Luego existe la gente que se rige por otro patrón. El del AMOR. Es aquel contrapuesto al MIEDO. Es el paradigma de la gente cuya vida se rige por valores como la autoestima, la curiosidad, la pasión, la tolerancia y la auto superación. En este caso, estas características son AMOR con distintos disfraces. Especialmente AMOR por uno mismo. Y te aseguro que hay TÉCNICAS para ello… por ejemplo, ¿que tal plantearte tomarte un año sabático con un programa super completo como este?

Miedo VS amor

Si a los bloques de cuestiones anteriores respondiste, en su mayoría, que SI puede que el MIEDO esté más presente en tu vida que el AMOR. Si por el contrario, respondiste que NO la mayor parte de cuestiones, enhorabuena. Tu paradigma de vida esta lleno de inquietud y crecimiento personal y lo que te estamos contando te resulte familiar. Has tomado el control de tu vida… hemos logrado un cambio de vida.

Mentalidad productiva

Nuestra propuesta es este impactante y productivo curso para desarrollar tu mentalidad productiva

¿Neuronas en el corazón?

Pero estamos aquí para mostrar el camino. En realidad lo que nos gustaría es que, tras leer estas líneas, se activase un clic en tu cerebro. En realidad ese clic es un reflejo. Porque no se produce en tu cerebro. En realidad se produce en tu corazón, que por si no lo sabes alberga en su interior neuronas. Es decir, nuestro corazón también piensa.

Tienes tres caminos: parálisis, pausa o acción

La verdad es que puedes optar por tres caminos. Puedes mantenerte, el resto de tu vida, en ese espacio de confort, tan calentito y cómodamente asentado. También puedes posponer la decisión de tomar un giro en el rumbo de tu vida y seguir navegando en la dirección que has llevado hasta ahora. Aunque sabes que cuando vas posponiendo estas decisiones, cambiar el rumbo es más difícil y más aún cuanto más tiempo pasa. Pero HOY puedes tomar las riendas de tu vida… y lograr el cambio de vida que necesitas.

O puedes optar por tomar la tercera de las vías. Que, por cierto, es la que yo te aconsejo.

La tercera de las vías: saltar al vacío hacia arriba

Esta tercera vía es la que yo he tomado. Es un camino que requiere más valor, que da más miedo, más vértigo y más pereza. Pero ahora puedo decir que es el más satisfactorio. Que es la mejor decisión que he tomado. Que ha sido dejar el trabajo que me satisfizo durante un tiempo pero que, como le pasa a mucha gente, sabía que no era ni mi lugar ni mi sitio para el resto de mi vida. Qué me proporcionaba una estabilidad económica pero no una estabilidad emocional. Que me permitía tener muchas cosas que la sociedad nos ha marcado como “necesarias” hasta que me di cuenta que mis necesidades las tenía yo, dentro de mi, y no se correspondían con las que se anunciaban en TV.

Así que decidí saltar. Buscar un cambio de vida. Asumir y vencer el vértigo y dejar mi empleo de los últimos cinco años e invertir mis ahorros en mi mismo. Invertir en revertir el miedo por amor. Amor en mi mismo. O como suele llamarse: autoestima. Y te garantizo que el mejor camino para hacerlo es solo uno: emprender camino. Es decir, viajar.

Salir del espacio de confort para un cambio de vida

En el próximo artículo te cuento cómo hacerlo pero hay multitud de posibilidades que van a dar un giro tan brutal a tu vida, a tu concepción del mundo que vas a sentirte gigante. Vas a sentir lo que es el vértigo pero al revés. Es como si el mundo debiese tener vértigo de ti, de tu crecimiento y tu capacidad para adaptarte a cualquier situación, a cualquier entorno. Es desterrar, para siempre, la palabra miedo de tu mente. Y te garantizo, compañera y compañero de inquietudes, que la sensación es muy bestia y que dentro de un año, cuando estés en el sofá de tu casa, o en la cima de una montaña en cualquier rincón del mundo, haciendo lo que realmente te gusta y con recursos para hacerlo, igual hasta te acuerdas de mi y piensas… “menos mal que leí aquel artículo”.

Un saludo y mucho coraje!!

 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas