Comunicación en equipos de trabajo: las claves para el éxito profesional (y personal)

comunicación en equipos de trabajo

Hoy te vamos a hablar de la comunicación en equipos de trabajo. ¿Por qué?

Porque el trabajo es algo que todas y todos tenemos que hacer.

Porque la comunicación es algo ineludible en nuestra vida cotidiana.

Y, en definitiva, la comunicación es esencial para nuestra vida social y profesional.

¿Así que porqué no aprender un poco cómo mejorar nuestras habilidades sociales y nuestras habilidades comunicativas en el trabajo?

Si has leído alguno de mis últimos artículos verás que doy importancia al concepto de comunicación efectiva.

Beneficios de la comunicación en equipos de trabajo

La comunicación es un valor de éxito en los equipos de trabajo. Las características de una comunicación efectiva tienen múltiples beneficios en los equipos de trabajo.

  1. Nos permite anticiparnos a problemas.
  2. Genera sinergia y fortalece la confianza grupal.
  3. Nos permite unir esfuerzos y remar en una misma dirección.
  4. Facilita anticiparse a los cambios.
  5. Nos permite aprender de errores y potenciar fortalezas y reconocer debilidades.

Elementos de la comunicación en equipos

Existen diversos aspectos y técnicas que debemos desarrollar en el seno de un equipo de trabajo que use una comunicación efectiva.

1. Quizá el más importante: la escucha activa. La escucha activa es esencial y consiste en dejar de lado nuestro diálogo interior para focalizar en el mensaje de quien nos habla. Supone apartar todo pensamiento de juicio o valoración para entender, al 100%, aquello que nos quieren transmitir. Ello implica escuchar sin interrumpir, con una posición constructiva y no defensiva. Esto genera una relación de confianza.

La escucha activa nos permite reconocer la realidad, el punto de vista del otro y su origen. De esa manera, la comunicación se convierte en una vía de solución ante cualquier conflicto o situación que deba optimizarse.

comunicación en equipos de trabajoPor eso, debemos huir de los monólogos. Tenemos que identificar esos momentos en los que nuestra intervención aporta algo al colectivo. Y saber escuchar y dar retroactividad para que se perciba nuestra atención. Además, la escucha activa forma parte del lenguaje no verbal.

Mostrar una actitud corporal abierta a nuestro interlocutor. Los gestos, nuestra expresión facial, nuestro tono interviene en la percepción de quien habla sobre nuestra atención mostrada. Incluso nuestro estado de ánimo influye en nuestra escucha activa. El estrés, la emoción, el enfado o la alegría pueden ser obstáculos para una escucha eficiente. Por ello, debemos ser capaces de canalizar nuestras emociones en los procesos comunicativos en los equipos de trabajo.

2. Comunicación constructiva: objetivos comunes. Cuando formamos parte de un equipo de trabajo es evidente que tenemos un objetivo común. El sentimiento de pertenencia a ese colectivo conlleva identificar un objetivo o logro común. Todos los miembros tienen interés en su logro. Para ello, un buen ambiente de trabajo es necesario. Y en ese caso, la comunicación es vital para obtener resultados positivos.

Esto puede lograrse con una comunicación en equipos de trabajo gracias a nuestra capacidad para empatizar con las personas que nos rodean. Conocer sus pensamientos y creencias. Sus puntos de vista. Esto no significa tener que compartirlos. Pero si respetarlos. De esta manera, nos resulta más cómodo comunicarnos. Entender el origen y motivos de los pensamientos e ideas de nuestras compañeras y compañeros.

3. Feedback o retroalimentación. Otro aspecto fundamental es la capacidad del grupo para nutrirse mutuamente y aprender de los compañeros. Es importante abandonar nuestro ego y entender que la suma de las ideas de todo el grupo beneficia al objetivo común.

Para ello, es clave hacerlo de forma positiva y constructiva. Con respeto hacia todas las opiniones y buscando el consenso. En estos casos debemos huir de posturas defensivas o agresivas y buscar el bien común mediante procesos comunicativos (diálogos, charlas, tormentas de ideas) constructivos y colaborativos.

Obstáculos a la comunicación en equipo.

Creo que quedan claros los tres pilares de una comunicación en equipos de trabajo, de forma efectiva, colaborativa y constructiva.

Esto significa, al mismo tiempo, quehay ciertos aspectos que debemos desterrar en los procesos de comunicación en equipo. Veamos…

comunicación en equipos de trabajoYa hemos citado el ego antes… Un equipo requiere de acciones coordinadas y colaborativas. Las acciones individuales tienden a apartar el objetivo común en pos del individual. Incluso cuando esa voluntad individual actúe por el bien común. Debemos tender a la colaboración en vez de a la competitividad.

De ahí la importancia de la comunicación y la necesidad de compartir las informaciones útiles y relevantes para el bien del objetivo común. Compartir es vivir, especialmente en el trabajo en equipo.

Acciones de comunicación en el trabajo en equipo

Resaltamos la necesidad de la comunicación en el trabajo en equipo porque necesitamos poner en común ideas y opiniones. Trabajar conjuntamente y que esto genere un beneficio colectivo. Para ello, debemos cooperar y compartir conocimientos entre los miembros del equipo. Y esto requiere una serie de acciones que nos facilitan esa cooperación mediante la comunicación. Repasemos esas acciones…

1. Generar confianza

La confianza es la base de una comunicación efectiva. Sin confianza, ningún proceso comunicativo o trabajo en equipo puede funcionar.

Al principio, es necesario romper el hielo y lograr generar confianza entre los integrantes de un equipo. Debemos facilitar que las compañeras y compañeros se conozcan. Que todas y todos conozcan los pensamientos, personalidades, valores y habilidades o debilidades de los demás. Pero con el fin de generar una situación agradable y cómoda para trabajar.

2. Fomentar el diálogo

Cuando comunicamos situaciones relativas a nuestro trabajo en equipo, estamos caminando hacia el éxito y los logros del objetivo colectivo.

La puesta en común de problemas, necesidades, soluciones o circunstancias que repercuten en el trabajo en equipo, facilita que, de forma colectiva, todos los miembros puedan colaborar en la resolución del problema.

Al mismo tiempo,fomentar el diálogonos permite generar un ambiente de trabajo positivo y enriquecedor. Es en este entorno donde nacen las grandes ideas, los logros y las sinergias que tanto benefician a un equipo de trabajo..

3. Acción basada en la comunicación.

La comunicación tiene sentido cuando sienta las bases de aquellas acciones que debemos ejecutar. Por ello, la persona o personas que sintetizan los mensajes deben ser personas que lideren desde el carisma, pero con capacidad de motivar e incentivar. Y no imponer ni generar sensación de superioridad.

Es importante que ese sentimiento de pertenencia al equipo y al proyecto se mantenga y nos dirija en una misma dirección. Para ello, la capacidad de motivación y actitud es básica en los líderes para la comunicación en un equipo de trabajo.

4. Buen ambiente: amabilidad, simpatía y reconocimiento.

En los equipos de trabajo surgirán fracasos, pero también éxitos. Por eso es importante saber gestionar el aspecto emocional de cada individuo y del grupo en general.

comunicación en equipos de trabajoEn este sentido es importante saber cuándo y cómo comunicar a los miembros del equipo. Así aumentamos la confianza en cada miembro del equipo y se potencia la sinergia grupal.

Por eso, debemos saber como elogiar cuando hay un éxito, y exponer este tipo de situaciones como éxitos colectivos.

También debemos ser conscientes que, en situaciones de desacuerdo, es mejor las comunicaciones en privado, Y, por supuesto, ofrecer apoyo continuo a los miembros del equipo. Generar sensación de apoyo colectivo refuerza los vínculos y nos acerca a la consecución de los objetivos del grupo.

La importancia del liderazgo en la comunicación en equipos de trabajo.

Cuando hablamos de trabajo en equipo, es indudable que siempre existe un líder. La persona que cataliza y aglutina los intereses colectivos por el bien del equipo (y no solo por su propio beneficio).

El líder no tiene porque ser el jefe. El líder, o lideresa es la persona que sabe reconocer los distintos momentos que atraviesa el equipo de trabajo. Desde su formación, integración a su consolidación. Pasando por situaciones de conflicto, dudas, problemas o imprevistos. Y también éxitos o logros, claro.

Habilidades de un líder en la comunicación en equipo.

a) Escuchar

Para incentivar el trabajo en equipo, el líder debe mostrar un interés real por los miembros del grupo. Estos deben sentirse respetados y valorados. Sentir que son escuchados. Que sus ideas y argumentos son apreciados. Esto es una gran fuente de motivación.

b) Delegar

El líder debe ser consciente que, en un equipo, todos tienen sus funciones. Y todas son importantes. El líder debe comprender que no puede asumir toda la carga de trabajo y que generar autonomía en los miembros del equipo es beneficioso para los objetivos comunes.

c) Motivar

Promover la participación nos da una idea del potencial del equipo. En un equipo multi disciplinar, el líder (que no tiene porque ser el jefe, aunque sucede así) debe asumir que no sabe todo de todo y otros miembros del equipo pueden estar más especializados en ciertas tareas.

Entonces, el líder debe motivar y hacer que esos miembros se empoderen y tomen las riendas de aquellas tareas para las que están más preparados. Y, además, reconocer y elogiar esta faceta de cada miembro. Así se genera confianza, implicación y sentimiento de pertenencia en todos y cada uno de los miembros.

d) Gestionar conflictos

El líder es consciente que existen buenos y malos momentos dentro de una organización o un equipo. Y debe estar preparado para lidiar con estas situaciones. Para empezar, un conflicto no es negativo en si mismo. Más bien es una oportunidad de observar una situación desde diferentes perspectivas o puntos de vista.

De esta forma se generan oportunidades de superación o la capacidad para asumir que, de diferentes perspectivas pueden surgir nuevas ideas o visiones. Así, el conflicto exige una escucha activa y respetuosa.

En situaciones de conflicto debemos apartar las individualidades o posiciones de fuerza o de poder. Debemos desterrar las actitudes defensivas y recordar que los objetivos comunes son los que prevalecen. Por el bien de todos.

El líder debe emplear su carisma para reconocer o anticipar posibles conflictos. Y así gestionar su capacidad comunicativa para motivar y recordar la auténtica finalidad del trabajo en equipo. Que no es otra que el éxito colectivo y, por tanto, el éxito individual de cada integrante del grupo.

La comunicación asertiva en el trabajo en equipo

comunicación  equipos de trabajoCuando hablamos de comunicación en equipos de trabajo, la asertividad es otro de los elementos clave. Ya hemos hablado en Plantarte de la Comunicación Asertiva. Una forma de comunicación basada en las emociones y en la habilidad de expresar lo que sentimos y pensamos de una forma constructiva y gestionando nuestras emociones. Decir lo que sentimos sin culpabilidad, sin miedo o sin rencor. Pero, al mismo tiempo, respetando a los demás y haciendo entender que nosotros somos dueños de nuestras emociones y sentimientos.

Pero la comunicación asertiva también se caracteriza porque nos ofrece la posibilidad de marcar límites: aquellos que atentan contra nuestros derechos y defender nuestra posición de una forma respetuosa.

Así que, la comunicación asertiva en equipos es vital para los éxitos de los grupos de trabajo. Se basa en la cooperación, colaboración y respeto mutuo de todos los miembros del equipo. 

Beneficios de la comunicación asertiva en equipos de trabajo

Vamos a numerar los beneficios de la asertividad en la comunicación en equipos de trabajo.

  1. La comunicación asertivapermite claridad y pone el foco en la gestión del equipo. Nos permite mejorar la productividad y rendimiento individual y colectivo.

  2. Genera pertenencia e identificación en los miembros del equipo. Es importante que todas las personas que componen el equipo se sientan participes de la toma y ejecución de las ideas y decisiones.

  3. Conocimiento mutuo. La comunicación asertiva genera un buen ambiente de trabajo. Nos permite conocernos unos a otros. Nuestras habilidades, fortalezas, incluso debilidades. Esto estimula la cooperación y la ayuda mutua.

  4. Objetivos. La asertividad en la comunicación en equipos de trabajo facilita que todas y todos sean conscientes de los objetivos, procesos y misión general del grupo. Se genera una perspectiva global donde cada tarea forma parte de un engranaje con una finalidad mayor.

  5. Competitividad. La asertividad, en el trabajo en equipo, estimula la imaginación, la dinamización y la innovación. Lo que facilita la consecución de los objetivos. Que cada miembro se sienta participe y libre para expresar sus ideas y emociones en una determinada cuestión, facilita la creatividad grupal.

Cómo ser asertivo en la comunicación de equipos de trabajo

Si queremos fomentar un equipo de trabajo basado en la Comunicación Asertiva vamos a obtener beneficios como los citados antes: mejores relaciones personales y profesionales.

Pero, ¿de qué manera podemos lograrlo?

Aquí van unas pautas para crear equipos de trabajo que funcionen bajo el paradigma de una comunicación asertiva.

  1. Respeto e igualdad con los compañeros de equipo. Cuanto más horizontales son las relaciones entre los miembros del equipo, mejor será la sintonía y el ambiente de trabajo. Puede haber un jefe o un líder. Pero no deja de ser un miembro más del equipo que comparte intereses en la consecución de las metas grupales.

  2. Valoración mutua. El respeto e interés por tus compañeras y compañeros es crucial para generar ese buen ambiente de trabajo que genera beneficios, eficacia y productividad en un grupo. Se logra mediante la escucha activa. Y valorando cualquier opinión, idea o sugerencia de nuestros compañeros.

  3. Enfoque práctico. En los procesos comunicativos, lo importante es solucionar problemas o conflictos. Esa es la clave frente a la voluntad de querer imponer nuestro criterio o ideas frente a las de los demás. Esto no es una competición entre compañeros, sino una colaboración mutua.

  4. Evita generalizar. Uno de los aspectos más importantes en la comunicación asertiva es la importancia de usar un lenguaje inclusivo y descriptivo. Hablar en primera persona y huir de las generalizaciones (son injustas). Cuando alguien haga algo que te moleste, no culpes al otro. Tu eres el responsable de tus emociones. Pero esto no significa no compartir cómo te hacen sentir comentarios o acciones de otro. Pero recuerda: sin culpabilizar a los demás. Tu eres responsable de cómo te sientes.

  5. Motivación. La actitud de cada miembro afecta a la suma de voluntades de los integrantes del equipo. Por eso, la comunicación asertiva es una herramienta poderosa para lograr una elevada motivación (individual y colectiva). Para ello, debemos incentivar comunicaciones sanas basadas en objetivos comunes. Debemos ser conscientes de nuestro papel en el equipo. Cada miembro tiene un rol específico e identificable dentro del grupo.

  6. La importancia de la gestión emocional. Debemos mostrarnos siempre relajados y en calma. Los enfados, estrés o estados de ánimo alterados dificultan una comunicación asertiva que tienda a la cooperación. No debemos tratar de reprimir esas emociones. Pero si evitar tomar parte en los procesos comunicativos si creemos que nuestras emociones pueden enturbiar en el ambiente de trabajo.

  7. Flexibilidad. Una mente abierta es muy importante en los procesos comunicativos asertivos. Podemos aprender mucho escuchando a los demás. Pero no solo escuchando, sino también tratando de entender el porqué de sus ideas, creencias o motivaciones. Y para ello es necesario tener la mente abierta y despejada. Y es muy beneficios para la comunicación en equipos de trabajo.

Conclusiones sobre la asertividad en la comunicación en equipos de trabajo

En definitiva: la comunicación en equipos de trabajo es vital para el éxito y la consecución de las metas de un grupo. Debemos comunicarnos de forma efectiva, clara y honesta. Sentir que nos comunicamos con respeto y recibimos respeto es clave para generar confianza y sentimiento de pertenencia a un equipo de trabajo.

Al final,un proceso comunicativo sano, equilibrado y horizontal facilita el resto de procesos de trabajo en un grupo o colectivo. La comunicación en equipos de trabajo nos permite poner en común ideas que se consensúan y permite alcanzar objetivos comunes.

Es importante recordar el concepto de EQUIPO, por encima del de INDIVIDUO. Debe primar el interés colectivo.

Y para ello hay factores como la escucha activa, el respeto y la asertividad. Todas ellas, habilidades comunicativas que debemos trabajar. Esto nos beneficiará en nuestros ambientes laborales. Pero también personales, con nuestros compañeros de trabajo, jefes, socios o clientes. Y es sumamente beneficioso para cualquier equipo de trabajo que quiera alcanzar sus metas y objetivos.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas