Conoce los 5 “alimentos” que comes cada dia y te matan lentamente….

Conoce los 5 "alimentos" que comes cada dia y te matan lentamente....

Los tenemos tan implantados, estamos tan acostumbrados a ellos que casi nos resultar difícil de digerir (nunca mejor dicho) que ciertos alimentos que ahora vamos a repasar sean nocivos para nuestra salud. En algunos casos su implantación en la sociedad, sobretodo en la occidental, data de muchísimo tiempo. Otros son más recientes. En cualquier caso, y mientras las investigaciones científicas no paran de constatar sus perjuicios para nuestro organismo, las empresas y multinacionales que los comercializan no están dispuestas a menguar sus múltiples beneficios por más que esos alimentos nos estén dañando. Cuesta de creer, pero cada vez menos. Si enfermamos tranquilos, ya están ahí las farmacéuticas para “curarnos” mientras, de paso, también se llenan los bolsillos. En el siguiente video tendrás un pequeño avance…

veneno2Vamos allá. Igual no es la primera vez que lo escuchas pero el arroz blanco, la leche de vaca pasteurizada, la sal refinada, la harina y el azúcar refinada son conocidos como los cinco venenos blancos. La razón es simple, aunque posteriormente profundizaremos en cada uno de ellos. Lo que tienen en común todos ellos y los hace peligrosos para nuestro organismo es su bajo aporte de proteínas y vitaminas para nosotros. Pero el asunto va más allá: en su composición y producción, estos alimentos llegan a nosotros en unas condiciones que, potencialmente, pueden enfermarnos y generarnos patologías que van desde diabetes e hipertensión, hasta cáncer.

Repasemos estos cinco venenos…

Azúcar refinada

Quizá uno de los más nocivos e implantados en nuestra sociedad es el azúcar. Usada desde venenoprimera hora de la mañana por tantísima gente, para endulzar el café o la leche y usado prácticamente en toda la repostería, platos y alimentos procesados, el azúcar blanca, que no es un alimento per se, es una de las peores cosas que podemos ingerir.

En primer lugar por su proceso de fabricación. En él se emplean diferentes tratamientos químicos para conseguir esta sustancia química (que es en realidad el azúcar) a partir de la caña de azúcar o la remolacha. A ellas se les extrae el líquido o jugo y se elimina su fibra. Y para este proceso se emplea cal viva (lo que desvitamina el producto) y para acelerar el proceso de la cal se emplea dióxido de carbono. Pero no acaba ahí la cosa… posteriormente viene el decolorado. Conseguir ese aspecto llamativamente tan blanco no es gratuito y para ello se emplean desde ácido sulfúrico hasta sulfato de calcio. Ya va resultando menos apetitosa, eh!

Y lo peor es que el azúcar no aporta ningún beneficio ni tiene ninguna capacidad nutritiva pues en el proceso de su fabricación se destruyen vitaminas, proteínas, minerales, enzimas, grasas y fibra.

250x250c

Y ya conocemos ciertas consecuencias de su consumo. Principalmente es causante de obesidad. Y de ahí, en adelante. Pero ojo, ciertos sustitutos del azúcar refinada tampoco son mucho mejor. Es el caso de aspártamo o la sacarina, que incrementan el el riesgo de sufrir cáncer. Quizá el mejor sustitutivo, y más natural sea la estevia.

Pero no solo engorda. El azúcar debilita nuestro sistema inmune durante horas. Así somos más propensos a la entrada en nuestro organismo de virus, gérmenes y bacterias. A largo plazo puede acabar generándonos enfermedades como diabetes, arteroesclerosis, hipertensión, o cáncer..

Harina refinada

veneno3En el proceso de refinado de la harina (la más común, la de trigo) se apuran tanto que el resultado final, es decir, lo que compramos en la tienda, es casi todo almidón. Y el hecho de haber procesado tanto la harina hace que en ella se forme un componente conocido como aloxano, que se trata de un tóxico que produce diabetes como atestiguan múltiples experimentos realizados con ratas.

En definitiva, es el refinado lo que hace tan perjudicial a la harina. Ser tan blanca y fina lo único que denota es que se ha sometido a un minucioso proceso de refinado que le resta fibra, vitaminas, y minerales. La explicación de ese refinado que resta las propiedades que el harin,a potencialmente, podría tener, es que ese proceso hace que sea mucho más duradera, vamos, que este mucho más tiempo en las estanterías del supermercado. Al refinar el harina, se pierden sus beneficiosos ácidos grasos insaturados y, además le otorga ese color blanco que gusta al consumidor. Para colmo, esa harina luego se emplea en la fabricación de pan y bollería. El resultado son la proliferación masiva de enfermedades como cáncer, diabetes o colesterol. Un alimento tan universal como el pan blanco debería sustituirse por pan integral, de centeno o de espelta. La razón es sencilla: sus altos índices glucémicos desequilibran nuestros niveles normales de glucosa en sangre. Resultando: obesidad y diabetes, entre otros.

Arroz refinado

veneno4Hablamos del típico arroz blanco que usamos en cualquier plato tradicional. Al igual que con la harina, el arroz blanco (refinado) no aporta nada más que un aumento de glucosa en nuestro organismo y en nuestra sangre cuyo riesgo principal es el de desarrollarnos diabetes.

Esto es así porque en su tratamiento se elimina la parte beneficiosa del cereal, entre otras la cascara y el germen de tal manera que el resultado final es que al grano que consumimos solo le queda el endospermo, básicamente almidón. O sea, nada beneficioso. Y es entonces cuando ese aporte de almidón genera un aumento de los niveles de glucosa en sangre. Nuevamente se genera el riesgo de padecer diabetes. De hecho, un estudio de la Universidad de Harvard estableció que el consumo de cinco (o más) raciones de arroz blanco semanales incrementa el riesgo de padecer diabetes hasta un 17% , en comparación con quienes consumen una ración mensual.

En Asia, dónde se consume arroz principalmente la población es longeva y los índices de diabetes son menores, entre otras cosas porque se alimentan de arroz integral. Y es lo que deberíamos hacer en occidente: sustituir el arroz blanco por el integral. Esto es así porque el arroz integral también libera glucosa en sangre, pero lo hace de forma más paulatina y más saludable. Además, el arroz integral aporta otros valores como minerales, fibra, y vitaminas. Diversos estudios establecen que cambiar el arroz refinado por arroz integral puede llegar a reducir más de un 30% el índice de diabetes en una población localizada.

Sal refinada

La sal de mar que consumimos esta tan sumamente tratada que de la infinidad de minerales beneficiosos que tenía en origen al final se queda solo en cloruro de sodio. De hecho, la sal cristalina natural procedente del mar contiene los 84 elementos que compone nuestro cuerpo humano, y además en proporciones exactas, hasta el punto que nuestra sangre es muy similar al agua salina de mar. La industria de la sal manipuló la sal de mar natural para dejarla simplemente en cloruro sódico. Lo que buena parte de la comunidad científica califica como “veneno”. Es más, a la sal de meas que consumimos se le añade artificialmente yodo y flúor. Consecuencias: el yodo es tóxico cuando se excede el consumo mínimo necesario. Por su parte, el flúor es uno de los elementos más radioactivos, pero lo usan en los dentífricos porque alegan que evita la caries. Por lo pronto, es evidente que el alto consumo de sal de mesa aumenta nuestra tensión. Y también sabemos que este compuesto salino que consumimos es un claro potenciador de enfermedades cardiovasculares. Además, recientes estudios científicos determinan que puede influir en el desarrollo de ciertas patologías autoinmunitarias.

La comida rápida y la comida procesada abusan de la sal de mesa refinada en su elaboración. Deberíamos cambiar nuestra alimentación para emplear la menor cantidad posible de esta sal, o desterrarla por completo. En su lugar podríamos hacer usos de sal marina natural o sal del Himalaya, mucho más sanas y beneficiosas para salar nuestro platos.

Leche de vaca pasteurizada

Nuevamente, su perjuicio viene de su tratamiento y fabricación. Al pasteurizar la leche veneno5(con el afán de eliminar posibles bacterias), la leche pierde todas sus propiedades beneficiosas para nuestro organismo, entre ellas sus bacterias beneficiosas (que las hay), además de los enzimas para la absorción de nutrientes. El proceso de pasteurización también destruye la fosfatasa, que permite la metabolización del calcio y que acaba con los gérmenes que generan enfermedades. Es por ello que a tanta gente le cuesta digerir. Sus daños se han vinculado desde alergias en menores y adultos a osteoporosis, al no permitir, la leche, que los huesos absorban el calcio. También se vincula su consumo con el desarrollo de diabetes. Y se asocia con infinidad de trastornos digestivos.

En estos casos recomendamos tomar leches vegetales. El cambio puede ser algo extraño, al principio, pero todo el que mostró afán por hacerlo y cuidar su salud, lo logró. Recomendamos la leche de avena como el cambio más sutil para eliminar la leche de vaca, pero cualquier leche vegetal (almendra, arroz, avena, soja) puede cumplir este papel.

No pretendemos generar alarma. Mucha gente ya conoce lo poco saludables que son estos alimentos citados. Pero es cierto que su consumo habitual, y en exceso atentan seriamente contra tu salud. Y además, ninguno de ellos son especialmente nutritivos ni aportan ninguna vitamina, mineral o proteína beneficiosa. Su consumo, como hemos dicho, desencadena enfermedades seria en nuestro organismo. Hemos hablado de diabetes, colesterol, hipertensión o cáncer, entre otros. Te hemos recomendado también ciertos productos más saludables para endulzar, salar o sustituir leches y harinas. En tu mano está, pero que conste que avisado estabas…




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas