Combate los excesos de estos días: consejos contra los empachos navideños

empacho navideño

Durante las recientes fiestas navideñas y de cambio de año hemos continuado con ese hábito de sobre alimentarnos en comidas y cenas varias. Desde la típica cena de empresa hasta la comida de navidad en la que todo es ostentación, y cuantos más platos y más grandes mejor. Es una tradición arraigada en la que además de comer muchísima cantidad de alimentos, estos no son lo más saludable para nuestro organismo. Vamos a darte las claves para contrarrestar los empachos navideños.

Abundan las carnes y pescados, el marisco, los dulces y el alcohol. Y aunque es una vez al año, o dos, o tres, o cuatro, durante estas fechas, cierto es que cada uno es libre de alimentarse como más goce. Pero también que, todas y todos, sabemos que después de estos intensos días, adquirir ciertos hábitos saludables no está de más. Y si de paso conseguimos que estos hábitos se prolonguen, aunque sea mínimamente durante el resto del año, pues mejor que mejor.

En PLANTARTE vamos a darte una serie de consejos saludables contra los empachos navideños….para reducir al mínimo los poco saludables efectos de estos atracones de comida y bebida.

Seguramente, después de alguna de estas comilonas habrás notado desde la típica hinchazón e indigestión hasta dolores de cabeza y musculares. Sin olvidar las habituales náuseas o incluso vómitos. Y es más, muchas familias guardan (y bien que hacen) los restos de las comidas para los días posteriores. Pero de esta manera seguimos consumiendo esa comida de la que nos queremos desintoxicar. Comidas especialmente hiper calóricas.

 

Consejos contra los empachos navideños

1. Bebe mucha agua. Como imaginas un cambio de alimentación más natural y sana es requisito indispensable para desintoxicar tu cuerpo. Para empezar, te aconsejamos una profundísima hidratación. Lo de los dos litros de agua diarios no es aproximativo. Es real. Un cuerpo de adulto requiere esa cantidad de agua para estar bien hidratado, especialmente cuando hemos sometido a nuestro organismo a la ingesta de grasas y otros alimentos difíciles de digerir. También son especialmente aconsejables bebidas isotónicas que tengan un alto aporte de sales y minerales.

empacho navideño2. Alimentos depurativos. Por otro lado, se aconsejan alimentos y bebidas depuradores para desintoxicar nuestro organismo. Algo que no puede faltar cada mañana en ayunas es un zumo de naranja, zanahoria y pera. También es especialmente aconsejable el zumo de manzana. Las alcachofas también tienen un potente efecto depurativo a nivel hepático, e incluso tras una cocción de las mismas, el agua empleada para hervirlas resulta altamente depurativa.

Cualquier verdura o fruta que contenga vitamina C y E será ideal para nuestro sistema digestivo. Desde las naranjas a las zanahorias, pasando por el tomate, la remolacha o el aguacate. No olvides el limón o el pomelo, ambos altamente desintoxicantes y neutralizadores de los radicales libres, especialmente los que afectan a nuestro hígado por culpa del alcohol. Y aunque en estas fechas las empleamos para “otra cosa”, las uvas también tienen un potente efecto depurativo en nuestro organismo.

No olvides las ensaladas. La hoja verde y los vegetales crujientes, como el pimiento, son ricos en aminoácidos y favorecen la recuperación de nuestro aparato digestivo.

Alimentos favorables y desfavorables para los empachos navideños

Entre los alimentos que no deberías consumir nunca, pero especialmente estos días de recuperación, están el azúcar, los dulces, fritos, café, la harina, bebidas gaseosas y grasas animales. Mientras que deberías tratar de alimentarte de cereales integrales, frutas y las verduras y legumbres. Hagamos un repaso de que alimentos son más propicios contra los empachos navideños.

  1. Semillas e infusiones. Otra opción es el consumo de semillas de chia y lino que pueden empacho6tomarse acompañadas de zumo o yogur desnatado (preferiblemente de leche de oveja o cabra). También es aconsejable tomar infusiones. Hay algunas especialmente recomendadas para la limpieza de nuestro hígado. Uno de los órganos más afectados por la sobre alimentación navideña. En este caso son especialmente depurativas las infusiones de cardo mariano u ortiga verde. También son recomendables las infusiones de diente de león y, por la mañana de te verde o te rojo, altamente diuréticos también.
  2. Agua de coco. El agua de coco contiene altos índices de potasio y otros minerales ideales para hidratarnos y combatir los efectos adversos de una alimentación excesiva.
  3. Tostadas con miel. Aunque aconsejamos zumos de frutas de buena mañana, lo cierto es que si eres un clásico de las tostadas, estas nunca vienen mal. Eso si, mejor si no usas pan de supermercado. Prueba nuevos panes. Cada vez más panaderías se animan a cocer pan de centeno, pan de espelta o de otros tipos de cereales integrales. Y mejor aún si se hacen a partir de masa madre. Sobre ellos puedes untar una cantidad no muy elevada de miel de abeja. De esta forma el pan actuá como un absorbente (como una esponja, vamos) que elimina el exceso de alcohol. Por su parte, la miel nos aporta la energía que perdemos tras los excesos con la bebida.

Otras pautas contra los empachos navideños

  1. Descansar bien. Dormir es ideal para recuperarnos. Nuestro organismo necesita metabolizar el exceso de alimentos y alcohol de estos días y un sueño reparador es una de las mejores formulas para hacerlo. Nunca menos de 7 horas.
  2. Nada de medicinas. Cuando tomas un protector estomacal o una aspirina estás añadiendo más “pólvora” a la bomba que en estos momentos es tu estomago: carne, dulces, alcohol y ahora una pastillita. ¿Estamos locos? Mucha gente recurre a aspirinas o protectores hepáticos para paliar los efectos adversos para los empachos. Olvidalo. Recurre a los consejos que te estamos dando hasta ahora.
  3. Evitar ciertos hábitos. Por ejemplo el café, nada saludable en estos casos pues tiende a acentuar nuestra deshidratación.
  4. Relajémonos, por ejemplo con un baño. Un baño de agua caliente subirá nuestra temperatura corporal lo que favorece la metabolización de todo lo ingerido más rápidamente. Además de relajante, es una forma ideal de acabar o empezar el día. Especialmente si nos animamos a rociar, aunque se las piernas con un chorro de agua fría para activar nuestra circulación.
  5. Ponte las pilas: haz ejercicio. Realizar deportes o hacer cualquier tipo de ejercicio nos ayudará a desintoxicarnos por razones tan sencillas como que sudar nos permite eliminar toxinas. No hace falta que hagas un súper ejercicio. Una buena caminata o carrera suave, ir en bici o cualquier otra actividad que nos obligue a movernos y aumentar nuestro ritmo cardíaco, sudar y no oxidarnos.

Todos estos hábitos debiesen predominar tu alimentación más allá de que pretendas desintoxicarte de los excesos navideños. Planteate si quizá el año que viene, mejor que “curar”, previenes y comes (o cocinas) con criterio y respeto. Piensa que nuestros excesos son las carencias de otros. Así no tendremos que andar buscando consejos contra los empachos navideños…




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas