Desaprender para conocernos mejor

Desaprender

Hoy os invitamos a compartir una interesante reflexión sobre nuestra salud integral y cómo los cambios, a veces, son necesario para evolucionar y equilibrar nuestra vida, armonizando ciertos aspectos en ella. Os va a encantar conocer esta visión tan enriquecedora de Laia Marcet, de www.ayudandoteacrecer.com

Toda la vida se nos han inculcado unos hábitos alimentarios, ya sea por cultura, por costumbre o por moda. Estamos habituados a ellos y a veces ni los cuestionamos hasta que suena la alarma. Yo soy una persona que se cuestiona todo porque creo que no hay verdades absolutas. Así empecé un cambio en mi alimentación que me llevó a otros cambios en mi vida. Y soy más feliz que nunca.

Para llegar a esto hay que tomar consciencia y abrir nuestra mente a las diferentes opciones que se nos presentan. Con toda la información en tu poder podrás ser consecuente y tomar la mejor decisión que te haga llevar una vida más saludable y plena. Por suerte ahora no hay límites para aprender, tenemos acceso a todo lo que queramos saber; eso sí, hay que buscar fuentes fiables, ¡no lo olvides! Esto nos llevará a tomar decisiones, a actuar. Y aquí es dónde podrás trazar un plan para aplicar estos cambios que tanto deseas. ¿No es emocionante?

Reflexiona sobre lo que es importante

Antes de continuar con este emocionante proceso déjame hacer una reflexión. ¿Te has dado cuenta de que en las comunidades pequeñas y aisladas (siempre que haya recursos suficientes) es dónde se vive con más salud? ¿Por qué? Pues porque se vive de forma más natural. La alimentación es más rica y sencilla, basándose en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y tal vez algo de carne y pescado. Pero no sólo se trata de la alimentación. Son pueblos dónde la gente vive sin prisas, sin estrés, dónde se apoyan unos a otros viviendo en comunidad. No viven bajo presión. ¡Qué maravilla!

¿Por qué te cuento esto? Porque la salud es integral. No sólo es la alimentación o el ejercicio físico lo que nos ayuda a estar sanos. Nuestras relaciones personales o cómo nos enfrentamos a las adversidades pueden ser un gran aliado o un gran enemigo de nuestra salud. Así, que cuando te plantees un cambio de hábitos, hazlo desde una perspectiva global porque cualquier cambio nos afectará por completo, no solo a una parte de nosotros.

Decide qué quieres hacer y ponlo en práctica

¿Y cómo llevamos a cabo estos cambios? Pues ahí también decides tu, por supuesto. Cada persona es diferente y necesita unos tiempos. Empieza por respetar eso y no agobiarte ¡Es lo que intentamos evitar! Puedes hacer distintos cambios, como pueden ser: eliminar un hábito nocivo (como el tabaco o el alcohol), sustituir un hábito nocivo por uno saludable (como cambiar el azúcar refinado por otras opciones más saludables) o implementar un hábito saludable (como empezar a hacer yoga o meditar). Esto implica salir de tu zona de confort, algo que puede parecer complicado pero, precisamente por esto, es tapan gratificante cuando conseguimos nuestra meta. Jose te explica aquí cómo salir de tu zona de confort a través del yoga.

Elige los hábitos que quieres dejar atrás y los que quieres implementar y simplemente ¡empieza! Puedes hacerlo como quieras. Uno cada vez durante unos días e ir añadiendo otros poco a poco; probar con eliminar uno, implementar otro y modificar un tercero…¡las posibilidades son infinitas! Y tienes toda la vida por delante, lo importante es dar el primer paso, y te aseguro que no hay marcha atrás ¡es adictivo! (en el buen sentido de la palabra). Si no sabes cómo empezar o necesitas alguien que te acompañe en este proceso yo puedo ayudarte.

Déjate de excusas

¡Ah! Y no uses la excusa de la genética para decir que no eres capaz de hacer esto o aquello. No me sirve. La epigenética ha demostrado que el medio ambiente modifica la expresión de nuestros genes. Éste ha sido un descubrimiento revolucionario que ha puesto nuevas cartas sobre la mesa y ha demostrado que podemos hacer todo lo que nos propongamos. ¡No hay excusas!

¿Y que pasa si no lo consigues? Pues no pasa nada. A veces nos cuesta más, o tenemos un mal día y sucumbimos. El error forma parte de nuestra vida. Si hoy has fallado, simplemente, mañana vuelve a intentarlo. Nadie te va a examinar. Recuerda que esto lo haces por ti, por tu salud, nadie más que tú quiere lograrlo. Así que date permiso para equivocarte, pero nunca, nunca, desistas. Si alguna vez dudas de ti, recuerda que yo sé que puedes hacerlo, estoy convencida de ello.

Espero que tengas un día maravilloso. Sé feliz.

Laia Marcet.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas