La Cúrcuma: la raíz mágica que fortalece tu salud

curcuma fortalece tu salud

La cúrcuma es otra de las especies de planta del que nos queremos hacer eco en PLANTARTE. Podríamos decir que es a los asiáticos lo que el pimentón en la dieta mediterránea. Se trata de un molido de la planta curcuma longa. Pues bien, esta mágica raíz, la cúrcuma fortalece tu salud de manera increíble.

curcuma

cúrcuma fortalece tu salud

La cúrcuma fortalece tu salud a nivel digestivo

En los países asiáticos sus propiedades digestivas y antinflamatorias son de sobra conocidas y al presentarse como un polvo es ideal para condimentar cualquier tipo de plato. De hecho, para muchos de nuestros lectores con pasión por la comida de este continente, tanto su aroma como su sabor no les resultarán desconocidos. Habéis comido cúrcuma y no lo sabéis. Y cuando la conozcáis un poquito más no podréis evitar tenerla en vuestra cocina.

De la familia del jengibre, la cúrcuma tiene numerosas propiedades digestivas gracias al principio de la curcumina.

Su presencia en sociedades orientales se data de más allá de dos mil años en países como India, China o Tibet

Poco a poco, la cúrcuma ha sido cada vez más conocida en occidente por sus propiedades en tratamientos gastrointestinales y afecciones hepáticas, oseas, musculares e incluso analgésicas. Además, su rápida absorción por nuestro organismo también conlleva ventajas antiparasitarias y anti bacterianas.

La cúrcuma contra el cáncer

Las bondades de esta sustancia están atestiguadas en estudios realizados por diversos laboratorios y universidades como el publicado en la publicación Asian Pacific Journal of Cancer Prevention, que demostró que una administración de dosis de la curcumina activa incide en la erradicación de las células de cáncer de hígado, lo que llevo a los investigadores a determinar a la cúrcuma como un “fito-medicamento prometedor en el tratamiento del cáncer”.

Esta especia puede hacer que no crezcan los tumores cancerosos y en los que ya tienen cáncer, la cúrcuma desacelera el crecimiento y la dispersión del cáncer.

La curcumina de la cúrcuma ha demostrado gracias a estos estudios una eficacia doblemente mayor que otros medicamentos contra el cáncer como el paclitaxel.

Por qué un poco de cúrcuma fortalece tu salud

  • La cúrcuma es ideal para la artritis pues a su poder antinflamatorio une la estimulación en la segregación de cortisona a través de las glándulas suprarrenales.
  • Otra extendida patología como el colesterol también es atenuada gracias a la cúrcuma: su consumo inhibe la absorción de colesterol en las arterias y los triglicéridos en sangre.
  • A nivel tópico, es una gran benefactora de la piel, aplicada directamente para tratar afecciones como dermatitis, hongos o psoriasis y es también recomendable para tratar llagas bucales por su acción anti bacteriana. Y no solo eso. En ciertos países asiáticos comprobaremos como la usan para paliar inflamaciones de huesos y musculatura con friegas o masajes sobre la zona afectada.
  • Poderosa antioxidante. La curcumina es equiparable a las dosis de vitamina C y E como inhibidora de los daños celulares.
  • Digestiva. La cúrcuma ha tenido (y esto lo digo por experiencia) grandes beneficios a nivel digestivo: mejora la digestión, es tónica, tiene propiedades anti ulcerosas y protege nuestra mucosa gastrointestinal.

Otros estudios sobre los beneficios de la cúrcuma

Otra reconocida publicación, Liver International, hace ya unos años (2007) se hicieron eco de estudios como en del departamento de Gastroenterología del Centro Médico Sourasky Tel-Aviv (Israel) que analizaron los efectos de la curcumina en ratones con daño hepático inducido por productos químicos. Aquellos ratones tratados con curcumina evitaron el desarrollo de la cirrosis hepática, dando como resultado directo la afirmación de los investigadores que atribuyeron este éxito a las propiedades antinflamatorias de la cúrcuma.

Posteriormente, en 2008, investigadores de Taiwán sacaron a la luz otro estudio que aseguraba que la curcumina puede ser también beneficiosa en el tratamiento de cáncer de pulmón.

Cómo consumir la cúrcuma

Pero como solemos decir, como cualquier otra planta o remedio natural las dosis son importantes. Ni por debajo, ni por encima.

Así que si vas a tomar cúrcuma, un gran remedio es diluirla en agua templada y medio limón exprimido. Una cucharada rasa de café bastará. Para una mejor absorción por parte de nuestro organismo podemos añadir una pizca e pimienta negra que facilita su asimilación en nuestro cuerpo.

Este remedio es ideal a diario y en ayunas para que la cúrcuma no tenga que estar luchando contra toda la “basura” gástrica que encontraría a final del día.

Ojo con el consumo por parte de quienes tengan ulceras gastroduodenales o afecciones biliares o las embarazadas. En estos casos, consulta a tu médico. Si no conoce la cúrcuma remítele a este artículo.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas