Descubre cómo puedes trabajar desde cualquier rincón del mundo

Descubre cómo puedes trabajar desde cualquier rincón del mundo

Llámalo viajar mientras trabajas, o trabajar por el mundo mientras viajas. O como sea la satisfactoria idea de ganarse la vida mientras ampliamos horizontes o salimos de la zona de confort. Es cierto que esta forma de vida no es el ideal para todo el mundo, es más, diría que, por estadística, es una opción contemplada por una minoría. Pero cada vez hay más gente que quiere descubrir el mundo mientras trabaja.

Quizá el error sea conceptual y el término “trabajo” ha quedado muy encorsetado bajo las garras de nuestro desvirtuado sistema. O lo que es lo mismo. Concebir el trabajo como una obligación de sustento y alcanzar un confort aparente. Bienaventurados todos ellos.

zona de confortSin embargo “trabajar” es un concepto que debería ser deseable siempre y cuando nuestro “trabajo” fuese una pasión, o al menos que el salario que nos reporta no fuese el único interés que nos hace levantarnos cada mañana. Desaventurados estos otros. Y bueno, cada una y uno tendrá sus inquietudes. Pero considerando que el tiempo es muy corto y que ir a otros planeta o al universo, así en general, no podemos hacerlo ahora mismo, abarcar el máximo de este pedacito de roca que flota en mitad del universo es una forma de ampliar miras más que aceptable.

Pero hay un problema. Y como en todo sueño ambicioso el dinero es un obstáculo. Viajar, aunque sea humildemente, requiere unos ahorrillos. No muchos tampoco. Hay infinidad de formas de viajar de forma que no gastes mucho dinero, infinidad de plataformas cooperativas como Couchsurfing, Bla Bla Car, etc… Por no hablar de la hospitalidad de la gente de los países donde viajas, que pueden llevarte en su coche o alojarte en su casa.

Pero esa no es la cuestión. Aquí no pretendemos viajar de gorra. Pero el mundo es de todos, y más allá de donde seas, más allá de esa grosera palabra que es “frontera”, todo el mundo tendría el derecho de poder conocer su hogar, cualquier rincón del planeta. Es la inquietud de quien ve que la esquina de su habitación es, por ejemplo Camboya. Y es una inquietud hermosa. Decía un escritor que no recuerdo (y que no puedo buscar porque en esta perdida isla asiática, Internet no va muy bien) algo así como que leer y viajar es la mejor vacuna contra la ignorancia. Y es cierto.

Sin embargo necesitamos un sustento. ¿Y que hacemos? Los ahorros se agotan y el dinero no llega por ningún lado de tu humilde blog de remedios naturales. Porque esa es la manera a la cual me gustaría dedicarme. Aprender por el mundo cosas que nos resultan lejanas en nuestro país, en nuestro barrio, en nuestra casa, en definitiva, en nuestro espacio de confort. Pero internet no es la única manera. Puedes tener unas manos valiosas y tocar la guitarra como un maestro. O tener unas manos también hábiles y tejer macramé como un experto. Y en cualquier lado se aprecia el arte. Porque es algo universal y el idioma ya no es inconveniente.

Trabajar por el mundo: quienes deciden escribir para descubrir el mundo

Relatar nuestras experiencias. Aunque sea de forma precaria, con un simple ordenador de 10 pulgadas, algo lento por si mismo y más lento por la conexión de los países que visitamos. No son excusas. Porque a veces también entra la flojera, el cansancio de los veinte y pico kilos que cargamos en la espalda de ciudad en ciudad, o el sofocante calor que nos brinda Asia.

Y si no es flojera o pereza dices, para ti mismo, que también estás viajando. Y sino disfrutas para ti mismo de lo insólito, sorprendente, bello o. incluso. desesperante que te aporta cada lugar al que viajas, tampoco podrás transmitirlo con autenticidad. Y en esas me encuentro…

De tal manera que, por favor, si eres de los pocos que llega hasta el final de este artículo piensa en tus sueños. Y que fácil sería que empezasen a cumplirse con un solo clic. El mio puede cumplirse con un solo clic, el tuyo para compartir este artículo en la red social que lo encontrases. Así cada vez más gente sabrá que esto existe. Y más gente visitará mi página. Quizá algún día yo pueda hacer lo que me gusta. Entonces, en ese momento espero que tu también lo estés haciendo. Al fin y al cabo, no debería ser tan difícil.

 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas