Después de leer esto entenderás porque tanta gente se hace vegetariana…

Después de leer esto entenderás porque tanta gente se hace vegetariana...

De un tiempo a esta parte, y aunque de forma ancestral muchos seres humanos han optado por una alimentación vegetariana, el vegetarianismo ha proliferado entre la sociedad occidental Se trata de una evolución en la consciencia humana que se fundamenta en dos grandes pilares: por un lado el respeto a cualquier ser vivo y lo que supone comer carne animal, que siempre implica quitar una vida animal para alimentarnos. De otro lado, las repercusiones que la alimentación con carne, especialmente carne tratada tiene para nuestra salud. Y nadie, insisto, nadie podrá reconocer ambas motivaciones como veget4legítimas, respetables y coherentes. Un menú vegetariano es una manera razonable para gozar de una buena salud. La dieta vegetariana se sustenta en una amplia variedad de alimentos que nutren, y son sabrosos y saludables. Ya sabemos que los vegetarianos no se alimentan de carne, pescado o aves. Y también sabemos que hay diversidad dentro del vegetarianismo, como aquellos que se conocen como ovo-lacto-vegetarianos, quienes si incluyen productos lácteos y huevos. También están los veganos (el vegetarianismo más puros) que además de no consumir carne, pescado o aves, tampoco incluyen en su dieta ni huevos lácteos. En cualquiera de estas variedades alimentarias se reduce el riesgo de padecer una gran variedad de problemas de salud y comprendemos los beneficios de la dieta vegetariana.

  1. Para tener un corazón sano

Una de las principales razones para hacerse vegetariano es que en ellos se detectan bajos niveles de colesterol respecto a quienes comen carne. De hecho, las patologías coronarias son poco frecuentes entre los vegetarianos. Las comidas vegetarianas son bajas en grasas saturadas y habitualmente contienen muy poco o nada de colesterol, elemento que se encuentra sólo en productos de origen animal, ya sean carnes, lácteos o huevos. Es por esta razón que veganos y vegetarianos se alimentan con una dieta baja o libre de colesterol. Es uno de los beneficios de la dieta vegetariana.

veget3Las proteína en una dieta vegetariana son obviamente de origen vegetal, la cual reduce reduce los niveles de colesterol en sangre, lo que repercute en un sistema circulatorio y un corazón mucho más sano.

En el mismo sentido, y amparado en múltiples estudios científicos, se demuestra que los vegetarianos tienen la presión sanguínea más baja que los que incluyen proteína animal en su dieta. Estos mismos estudios comprobaron que aquellos vegetarianos que incluyen carne en su dieta disparan sus niveles de presión sanguínea de forma considerable y muy rápidamente.

2. Ideal para diabéticos

Los beneficios de una dieta vegetariana son amplios. Recientes estudios sobre una enfermedad tan extendida como la diabetes confirman que una dieta plena de carbohidratos complejos, los cuales se hayan en los alimentos vegetales es altamente recomendable para controlar la diabetes, ya que además son dietas bajas en grasas. Los diabéticos añaden riesgos de enfermedad cardíaca y por eso para ellos es vital evitar grasas y el consiguiente colesterol. Además, los diabéticos que dependen de las tomas de insulina pueden beneficiarse de las dietas vegetarianas, pues estas dietas ayudan a reducir la necesidad de insulina.

3. Prevención de enfermedades

veget5Una vez vamos conociendo los porqués de lo saludable de una dieta vegetariana entenderemos también porque esta forma de alimentación puede también ayudar a prevenir graves enfermedades como el cáncer. Diversos y numerosos estudios sobre vegetarianismo confirman que las tasas de enfermedad de cáncer oscilan entre la mitad y tres cuartas partes de las de la población que no es vegetariana. Casos concretos como el cáncer de mama son un buen ejemplo, pues en países donde las dietas son fundamentalmente vegetarianas, como en muchos países asiáticos el indice de esta enfermedad es considerablemente bajo. Sin embargo, cuando estos ciudadanos de estos países cambian hacia una dieta occidental, con la inclusión de la carne, las tasas de cáncer de mama entre ellos aumentan. Otros tipos de cáncer que se reducen de forma importante entre los vegetarianos es el cáncer de colon puesto que el consumo de carne está directamente relacionado con el cáncer de colon.

Las razones por las que las dietas vegetarianas nos ayudan a prevenir el cáncer se encuentran, en primer lugar, en que son bajas en grasas pero más ricas en fibra respecto a la alimentación que incluye carne. Además, en una dieta vegetariana encontramos una mayor proporción de una sustancia llamada betacarotenos, un potente preventivo natural anti tumoral.

4. Huesos fuertes

En una dieta vegetariana la calcificación y, por tanto, las posibilidades de tener cálculos renales o biliares desciende. Y como los vegetarianos, gracias a su alimentación reducen el riesgo de padecer osteoporosis debido a sus nula ingesta de proteína animal. Esto es así porque un constante consumo de proteína animal implica pérdida de calcio en nuestros huesos. Por eso, incluir alimentos vegetales en nuestra dieta implica rebajar la cantidad de calcio que perdemos. De hecho, como en las estadísticas de otras enfermedades como el cáncer, aquellos países con bajo o nulo consumo de carne, y una dieta vegetariana, los índices de osteoporosis son muy bajos.

Empecemos nuestra dieta vegetariana

Con interés y ánimo por cambiar de hábitos, y concienciados de la importancia de una dieta vegetariana veget2en nuestra salud es sencillo pasar de una dieta con carnes a una sin ella. Además tenemos que satisfacer, no solo nuestras necesidades nutricionales sino también hacerlo disfrutando y saboreando este tipo de alimentación. A saber, disponemos de infinidad de posibilidades, desde los cereales hasta las legumbres, pasando por verduras (ricas en proteínas y hierro).

Hay mil ejemplos de como dar el paso. Por ejemplo, descubrir el mundo de las hortalizas de hoja verde resultará estimulante. A las zanahorias podemos añadir otros vegetales como los rábanos. De hecho, cualquier vegetal que crezca bajo tierra tiene valores nutricionales muy elevados. Los frutos secos o las frutas desecadas son fuentes de calcio, por ejemplo. Otras frutas como el aguacate aporta elementos tan importantes para nuestra salud como el ácido Omega-3. Pero son solo ejemplos. Dedicate a investigar sabores, productos… resulta saludable pero también estimulante.

Las leches de origen animal pueden sustituirse por bebidas vegetales (deberás encontrar tu sabor preferido entre las de avena, arroz, almendra o soja…). La pasta, los arroces, las legumbres, todos ellos bien condimentados con verduras, frutos secos o especias pueden mantenernos sanos y perfectamente nutridos. Todo ello deja bien a las claras los beneficios de la dieta vegetariana. La decisión es tuya.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas