El árbol del té: el botiquín que emergió de la tierra…

El árbol del té: el botiquín que emergió de la tierra...

El aceite de árbol de té es originario de Australia y se viene utilizando desde hace siglos debido a sus innumerables propiedades terapéuticas y medicinales. Se trata de un árbol con múltiples beneficios para la salud. Su uso es cada vez mayor, especialmente entre los conocedores de la medicina natural. Hoy conoceremos las propiedades del árbol del té.

arbol-te-2Como decíamos, este árbol es originario de Australia y se desarrolla muy bien en lugares de pantanosos o con clima tropical. En muchas ocasiones, este árbol crece en terrenos de difícil acceso por lo que la extracción de su aceite resulta complejo, pero una de las variedades del árbol del té, la melaleuca alternifolia se encuentra en territorio de más fácil acceso y conseguir acceder a esta maravilla de la naturaleza es mas sencillo. Se trata de un imponente árbol que puede llegar a alcanzar los 10 metros de altura. Su magnífica envergadura se adereza con la majestuosidad que le confieren sus finas hojas y sus flores blancas.

 

Orígenes del árbol del te

Sin embargo, tras esta imagen imponente se esconde un sutil botiquín puesto que las propiedades del árbol del té son amplias y diversas. Ya los propios aborígenes australianos las usaban, especialmente con finalidad antiséptica para la piel como pudo descubrir la expedición del capitán James Cook, allá por 1770 cuando arribó a Australia. También comprobaron como los nativos de la zona empleaban sus hojas para infusionar y hacer un rico té, similar al británico. De ahí venga, en teoría, el nombre de este medicinal árbol.

Desde un primer momento, se empezaron a valorar las múltiples propiedades del árbol del té como una fuente de propiedades medicinales. Se comprobó su eficacia para tratar infecciones, como citábamos antes, su eficacia como antimicrobiano y antiséptico está probada.

Numerosas propiedades del árbol del té

  1. Se trata de un eficaz antiséptico y antimicrobiano capaz de limpiar y acabar con bacterias y hongos. Pero al mismo tiempo, en afecciones respiratorios y posibles infecciones propias de gripes y catarros, su capacidad antiviral es ideal para estos procesos gripales y afecciones de la garganta. Por ejemplo, para aliviar el dolor de garganta se puede mezclar agua y aceite de árbol de té para aliviar la infección en la faringe. Se debe hacer gárgaras pero no tragar la mezcla. Al mismo tiempo, esa capacidad antiséptica, nos muestra otras propiedades del árbol del té: su aceite es recomendado para tratamientos gingivales y dentales. Diluyendo una gota de aceite en el cepillo junto al dentífrico, o diluyendo cinco gotas en un vaso de agua y enjuagando. Permite evitar infecciones en las encias y ataca al sarro.
  2. A nivel tópico es ideal para tratar casos de acné leve, dermatitis, erupciones o eccemas. Por sus propiedades, el árbol del té es recomendado para curar heridas, permite su desinfección y acelera su cicatrización. Eso si, no debe aplicarse a herida abierta sino en la zona de alrededor. Su empleo consiste en aplicar unas gotas en los dedos y masajear la piel entorno a la herida, con movimientos circulares. En cuanto a uso tópico, el árbol del te se ha demostrado como eficaz para reducir el tamaño de las verrugas. Incluso, el árbol del té es muy efectivo para aliviar las  quemaduras, eso si, después de haber lavado con abundante agua. Y, como estarás imaginando, si, es también ideal para aliviar las quemaduras solares.

    Más propiedades del árbol del té

  3. Además, no solo la piel se beneficia de las propiedades del árbol del té. También el cabello puesto que este árbol permite regular la arbol-te-3creación de sebo, lo que resulta ideal, no solo para la piel de la cara, sino también para la hidratación del pelo. Para usarlo, antes de lavarnos el pelo debemos añadir un poco del aceite del árbol del té a nuestro cabello, untarlo y dejarlo a modo de mascarilla durante media hora. Posteriormente lavaremos como lo hacemos habitualmente, con nuestro champú y aclarando abundantemente. Este remedio sirve, además de para hidratar el cabello, para acabar con los piojos.Como contraindicaciones, hemos de advertir que, aunque no es habitual, el uso de su aceite puede producir algunos efectos secundarios tales como pequeñas irritaciones o, en caso de ser propenso a reacciones alérgicas, puede que el árbol del té también genera alguna reacción. Y recordar que no se puede consumir por vía oral. 

    Sin duda, el árbol del té, y su aceite en concreto, debería ser un elemento indispensable en nuestro botiquín. 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas