¿Por qué deberías como la fruta entre horas y jamás cómo postre?

¿Por qué deberías como la fruta entre horas y jamás cómo postre?

Cuando eramos pequeños nuestros padres eran bastante insistentes en la necesidad de comer una pieza de fruta tras acabar la comida o la cena. Todos sabíamos que ese momento llegaría y por eso teníamos preparada alguna pregunta-escapatoria como “¿hay yogures?”. De hecho, la fruta como la verdura siempre se ha relacionado con algo que nuestros progenitores nos medio obligaban a comer, pero que no era de nuestro agrado. A veces me pregunto porque frutas y verduras siempre han sido definidas como de poco agrado por los niños y jóvenes. Quizá, como tantas cosas, bajo el influjo de la profecía autocumplida ha hecho que se perpetúe como un castigo la obligación de los padres de comer todo lo que crece de la tierra. Pero si llevas tiempo leyendo este blog, como tantos otros sobre alimentación consciente y saludable ya sabrás que existen muchas leyendas urbanas y mitos que, poco a poco, se van descubriendo como falsos, poco científicos, inexactos o, incluso peligroso (véase la proliferación de la leche de vaca en la infancia, el azúcar y un largo etcétera).

reloj frutaPero ahora que se nos presupone adultos y maduros para comer lo que queramos, la fruta no está consolidada como algo regular en nuestra dieta. O mejor dicho, lo está a medias. Hasta el punto que podemos recordar esa campaña institucional de “hay que comer cinco piezas de fruta al día”, a la que todos nos preguntábamos “¿cuándo?”. Pues bien, hoy, nuestra misión en PLANTARTE es decirte cuando es mejor comer la cantidad de fruta que nuestra salud requiere.

Para empezar, partimos la idea de que te gusta la fruta… puede que te guste la manzana, la naranja, las frutas tropicales (mango, papaya, …), o las más refrescantes del verano, como el melón o la sandia. En cualquier caso sabemos que se trata de alimentos saludables para nuestro organismo. La fruta es rica en vitaminas, minerales, antioxidantes, aminoácidos y un sinfín de aportes positivos para tu salud. Pero muchas veces dudamos de cuánta y cuándo debemos comer la fruta… Pues bien, PLANTARTE va a decirte cuando es mejor momento para comer fruta.

frutas3Volviendo a lo indicado antes, a esa norma no escrita de comer la fruta después de las comidas, a modo de postre, ya te adelantamos que no es el mejor momento y que casi se podría decir que es el peor momento. Y te explicamos porqué: la fruta nos aporta muchos muy saludables nutrientes, que en combinación del resto de comida se pierden en el proceso digestivo, que es más prolongado tras la comida o la cena y hace que se fermenten en el estomago. Vamos, que es mejor comer la fruta con el estomago vacío y no en pleno proceso de digestión. Además, los nutrientes de la fruta fermentan en el proceso digestivo y hacen de esta, de la digestión un proceso más costoso y lento, lo que con el tiempo también acaba pasando factura en forma de trastornos digestivos e, incluso, enfermedades. Por lo tanto, el mejor momento para comer frutas es por la mañana, a modo de desayuno, o entre horas, ya sea como almuerzo o merienda. Así conseguiremos absorber todos los nutrientes de la fruta, además de que no ralentizaremos la digestión ni favoreceremos el proceso de fermentación en la digestión. .

Además, debemos tener en cuenta que, además de minerales y vitaminas, la fruta tiene una sustancia conocida como fructosa, parecida al azúcar y que metabolizamos como glucosa, que a su vez supone un aporte energético para nuestro organismo. Y si esta energía no es quemada, como suele suceder cuando cenamos y ns vamos a dormir, se acaba acumulando en forma de grasa. Si, a algunos les sorprenderá, pero la fruta engorda y más aún si se toma por la noche. Por ello, y concretando más aún, cuando tomes fruta, trata que sea a las horas más centrales del día, a modo de almuerzo, por ejemplo. O porqué no, de desayuno. Su consumo por la mañana o a media mañana supondrá una inyección de energía. Además, durante estas primeras horas del día, nuestro metabolismo procesa y metaboliza mejor los nutrientes y calorías que aporta la fruta. En cualquier caso, no dejes que este aporte calórico te desanime a comer fruta… piensa que ese aporte calórico es más llevadero para el organismo que el que ofrecen los hidratos de carbono. La fructosa es mucho más fácilmente asimilable y saludable para tu organismo.

Con todo, la fruta es un alimento muy saciante y nutritivo que debe ser tomado con responsabilidad y teniendo en cuenta que, ya sea por la mañana o por la tarde, nos va a cargar de energía y que, si sabemos combinar frutas, especialmente fruta de temporada, pueden convertirse en un gran aliado para nuestra salud.

Comer fruta es beneficioso para nuestra salud porque constituye, entre otras cosas, un frutas2rico alimento preventivo de enfermedades, como por ejemplo, por su aporte en fibra y antioxidantes. También resulta refrescante e hidratante en época estival, pues como ya sabemos la fruta tiene una alta composición de agua. Pero que no debamos comerla como postre no significa que la desterremos de nuestra dieta. Existen, además, múltiples formas de consumir las frutas. En ensaladas, en batidos o licuados. La decisión es tuya. Y no vamos a andarnos con dogmas, como que hay que comer cinco piezas de fruta al día. La fruta se debe comer por placer y de forma consciente. No como una imposición de los padres o las autoridades sanitarias.

En cualquier caso, y resumiendo.

  1. Mejor comer fruta cuando te de la gana que no comerla.
  2. Ahora, si lo que quieres es sacar el máximo provecho a la fruta, a sus nutrientes y recoger, para tu salud, todos sus beneficios, no la comas como postre. Comela entre horas, especialmente en la primera parte del día.
  3. La fruta nos sacia. Su aporte en fibra reduce nuestro apetito. Así que si la consumes antes de la comida o la cena evitarás grandes ingestas de otros alimentos, seguramente menos beneficiosos para tu salud.
  4. No solo es la fruta, es tu digestión, o sea, tu salud. La fermentación que se produce añadiendo fruta a tu digestión, no solo reduce su aporte beneficioso sino que ralentiza el proceso digestivo. Si nuestro estómago no digiere bien la fruta padeceremos trastornos digestivos, hinchazón, pesadez o ardor.
  5. En todo caso, si te apetece mucho, mucho a modo de postre, que nunca sea por la noche. Su aporte en fructosa, futura azúcar para tu organismo, que se traduce en energía sin quemar acabara transformándose en grasa. La fruta engorda, si señor, pero si no la tomas en el momento adecuado.
  6. Eso si, si no comes fruta de postre y te vas a comer un copón de nata y chocolate, come fruta por favor. No nos vayamos de “Guatemala” a “Guatepeor”.
  7. Sin duda, el desayuno es una de las mejores opciones para comer fruta. Por aporte frutasvitamínico y nutricional, por aporte energético, por que es la primera digestión del día. . Esto es así por que nuestro metabolismo trabaja más eficientemente hasta las horas centrales del día y, además, seguramente, es cuando más falta te va a hacer ese aporte energético (si tienes un horario laboral diurno). Eso si, la fruta aporta poca grasa, así que no sea tu único aporte alimenticio en la mañana. Puedes combinar la fruta con más fibra o hidratos de carbono, cereales, etc. Y si tienes una tarde cargadita o vas a ir al gimnasio, pues una o dos piezas de fruta, a media tarde, también resultan ideales.

 La fruta es una maravilla de la naturaleza y cuándo comerla resulta fundamental para aprovechar, al máximo todos su beneficios. Trata de comer fruta de temporada, es decir, la que crecen, de forma natural ahora mismo en los árboles. Evita la fruta procesada, en lata, congelada o enlatada. Y si es ecológica u orgánica, aunque cueste un poquito más, hazte con ella. Como todas las cosas, hasta lo más saludable, sin un consumo responsable, deja de serlo. Y la fruta no es una excepción.

Si te ha resultado interesante comparte este artículo y a ver, si entre tod@s, rompemos el mito de que la fruta es solo postre. De hecho, es lo que no debería ser.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas