Los 10 alimentos para tener una “memoria de elefante”

Los 10 alimentos para tener una "memoria de elefante"

Seguramente todos hemos empleado, en alguna ocasión, la expresión “pero si no recuerdo ni lo que comí ayer”. Es verdad que nuestro estilo de vida cada vez más tecnificado hace que no recordemos ya números de teléfonos o direcciones debido al uso de teléfonos móviles o GPS. Tendemos a acomodar la memoria y a hacerla perezosa debido al incremento de la tecnología. Podríamos hablar también de otros factores como el estrés emocional o las preocupaciones. O, por más que nos sorprenda, la alimentación también influye en nuestro sistema nervioso y en las conexiones neuronales. Y el envejecimiento, como no. Todos ellos factores que van deteriorando nuestras capacidades cognitivas y nuestra memoria.

memoria2Para frenar este “enfriamiento” de nuestra memoria es importante mantener un estilo de vida adecuado. Ciertas pautas y rutinas diarias deberían cambiar. Existe pequeños hábitos para reforzar nuestras conexiones neuronales y reforzar nuestro sistema neuronal. Desde elegir, al azar, nuevas rutas para ir al trabajo o allá donde vayamos cada día, hasta tratar de usar la mano izquierda si eres diestro, o viceversa, para realizar sencillas rutinas. Pero en PLANTARTE hoy vamos a hablarte de ciertos alimentos para mejorar la memoria que puedes consumir y que, por su composición, tienen principios activos beneficiosos para mejorar nuestro sistema neuronal y, por tanto nuestra memoria. Existen diversos alimentos para mejorar la memoria. Esperemos que los recuerdes…

Sin embargo, aunque vamos a darte ciertos remedios para mejorar la memoria, no está de más que sepas cual puede ser el origen de esa mala memoria que, a veces, hace que no encuentres las llaves…

Motivos de la perdida de memoria

a) Los cambios hormonales como los que suceden durante el embarazo o la menopausia en las mujeres, u otros cambios en nuestras hormonas son causa de perdida de memoria.

b) Ciertos medicamentos, por ejemplo los empleados contra la alergia, como los antihistamínicos. También los medicamentos para adelgazar o controlar la presión arterial, o aquellos relajantes o anestésicos pueden “dormir” nuestro cerebro, lo que repercute en nuestra capacidad memorística.

c) Malos hábitos. Como la falta de sueño. Si no dormimos entre 7 y 8 horas nuestro sistema inmune se ve afectado, pero también nuestro sistema nervioso. Esto acarrea problemas para comprender y retener información. También nos afecta en la memoria e, incluso, en los reflejos.

d) Problemas de salud. La hipertensión, por ejemplo, pasa factura a nuestra memoria. La presión arterial alta pueden padecer trastornos cognitivos pues afecta a las pequeñas arterias de nuestro cerebro.

Alimentos para potenciar nuestro sistema neuronal:

  1. Minerales. Existen muchísimos alimentos que contienen minerales destinados a nutrir memoria5nuestro organismo. Pero aquellos especialmente positivos para nuestro cerebro, nuestras neuronas y por tanto, aquellos minerales para reforzar nuestra memoria son el fósforo (presente en el pescado azul); el potasio (lácteos desnatados, plátanos, naranjas, albaricoques, nueces y cereales), magnesio (verduras de hoja verde, espinaca, germen de trigo o alcachofa).
  2. Legumbres. Garbanzos, lentejas o alubias.
  3. Frutas. Especialmente las de color naranja, como los albaricoques, los pomelos o las propias naranjas. Las naranjas son ricas en ácido fólico, la vitamina asociada al proceso de retención de información por parte del cerebro. La manzana roja, sin pelar, también es muy recomendable para cuidar nuestra memoria.

    También son aconsejables las frutas desecadas como los albaricoques (nuevamente) o las ciruelas desecadas. Y no olvides las alcachofas, las zanahorias o el apio. Este último, el apio, contiene un flavonoide que permite reducir el deterioro del cerebro que implica pérdida de memoria.

    Piensa que tanto estas frutas como verduras puedes ingerirlas directamente o hacer zumos o batidos combinándolas a tu gusto.

  4. Cereales integrales y frutos secos, especialmente almendras naturales y, como ya hemos dicho, nueces. Estas últimas deberías consumirlas a diario e ir incrementando su cantidad desde 3 hasta 12 durante un mes.memoria4
  5. Vitaminas del grupo B, debido a que esta vitamina aumenta la producción de serotonina, una sustancia química que segregamos y que reduce el estrés.
  6. Frutos del bosque. Especialmente los arándanos. Diversos estudios científicos confirman que tomar una taza de arándanos al día potencia nuestra memoria operativa que es la que actúa a corto plazo. De hecho, los arándanos azules son fuente de antocianinas y quercetina. Ambos son antioxidantes que permiten incluso recuperar memoria incluso cuando está ya está deteriorada.
  7. Infusiones. La de ginko biloba es especialmente recomendada. También existen capsulas de ginko biloba para mejorar la memoria debido a que aumenta y mejora la circulación sanguínea al cerebro y oxigena las neuronas.

    memoriaTambién es recomendable la infusión de salvia. Puedes tomarla a diario tras prepararla en infusión, un minuto de agua hirviendo, colar y beber. Tanto la infusión de romero como la de salvia pueden ser aderezadas con una cucharadita de miel. Además de las citadas plantas, también son buenas para la memoria la albahaca, la menta, la milenrama o la malva.

  8. Los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6. Presentes en el pescado azul o el aguacate, entre otras permiten el crecimiento y fortalecen de células cerebrales.
  9. Romero. Las hojas de romero seco pueden prepararse en infusión y permiten mejorar la memoria.
  10. Otros. Existe una infinidad de alimentos que, por su composición, son buenísimos memoria3para nuestro sistema nervioso, para nuestro cerebro y son alimentos para la memoria. Esto es indicativo de sus beneficios para la memoria. Por ejemplo, el jengibre fresco se puede añadir a casi cualquier plato o también puedes hervirlo unos minutos y tomar como té. La levadura de cerveza, el polen o la lecitina de soja, mezclados en ensaladas, zumos o batidos también son grandes aliados de la memoria.

Todos estos alimentos, por si solos o combinados entre ellos garantizan una salud de nuestro cerebro que repercute en mantener sana o incluso mejorar nuestra memoria. Pero no olvides dormir y descansar lo necesario o mas. No olvides ejercitar tu memoria, poner a prueba tu ingenio y tu memoria visual. Escucha música, lee, se creativo. Escribe o pasea por la naturaleza. Recuerda potenciar tu imaginación y haz ejercicios memorísticos. Sueña despierto y mantén tu mente activa. Porque somos lo que comemos pero también lo que imaginamos.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas