Los 7 sorprendentes y saludables usos del bicarbonato

Los 7 sorprendentes y saludables usos del bicarbonato

El bicarbonato sódico, que quizá también conozcas como bicarbonato de sodio en un compuesto químico de carácter sólido y color blanco, con una textura cristalina. Este bicarbonato es soluble al agua y, en su apariencia de color blanco se puede encontrar en la naturaleza aunque también se puede producir artificialmente. Se trata de un producto muy económico, más aun cuando sepas sus innumerables y beneficiosas propiedades, tanto para la salud y la cocina, como para la higiene. En PLANTARTE nos centraremos, como solemos hacerlo en sus aspectos saludables, pero son solo una muestra de las propiedades del bicarbonato de sodio como remedio tremendamente efectivo.

bicarbonato3Nuestros mayores lo conocen por sus diversos usos en la cocina, especialmente para la elaboración de postres y repostería. También es un tradicional y potente remedio para la limpieza y desinfección del hogar. De hecho es tan desinfectante como los químicos y caros productos de supermercado, pero mucho más barato. Seguramente conozcas gente que lo emplee para limpiar la bancada de la cocina, la nevera o las piezas de plata.

A continuación vamos a citar y definir los beneficios del bicarbonato de sodio y cómo emplearlo con aplicaciones terapéuticas o medicinales. Seguramente tras leer este articulo sacarás ese bote de bicarbonato del fondo del armario y comenzara a ser un aliado para tu salud, tu higiene y, porque no, tu cocina.

Pero, ¿por que es tan beneficioso el bicarbonato?

El factor fundamental que hace del bicarbonato un elemento tan especialmente bicarbsaludable es su capacidad alcalinizante. Esto significa que contrarresta los nocivos efectos que la acidificación genera en nuestro organismo. Digamos que nuestro PH corporal debe estar equilibrado entre “lo ácido” y “lo alcalino”. Y que la comida poco saludable a la que estamos acostumbrados en nuestra dieta, la contaminación, el estrés, los malos hábitos y el sedentarismo nos acidifican. Y es, en entornos ácidos, donde nuestra salud empieza a debilitarse, donde las bacterias, virus y patógenos se desarrollan con mayor facilidad. Y esto conlleva consigo el desarrollo de enfermedades y dolencias muy serias. Pues bien, el bicarbonato de sodio neutraliza los ácidos de nuestro organismo. Por ejemplo, en nuestro organismo, el bicarbonato de sodio es capaz de acabar con la acidez generada en nuestro sistema digestivo por el ácido clorhídrico. Por eso, al bicarbonato se le atribuyen potentes propiedades antiácidas.

Sus beneficios para tu salud

bicarb71. El bicarbonato de sodio se emplea, habitualmente y como ya hemos citado, como antiácido en casos de indigestión y en otras patologías relacionadas con el sistema digestivo. De hecho, el bicarbonato encuentra un perfecto aliado en el limón, pues combinando ambos tenemos u magnífico remedio para aliviar la acidez estomacal. Bastará diluir en agua una cucharada de bicarbonato y un buen chorro de jugo de limón para neutralizar diversos síntomas de la acidez como son el ardor. También podemos usar este remedio para aliviar procesos de las vías respiratorias como irritación de garganta, tos, faringitis o, incluso, náuseas. El bicarbonato convierte todo entorno ácido (que genera estas molestias para nuestra salud) en cloruro de sodio.

2. En muchos casos, su capacidad alcalinizante le confiere propiedades depurativas, ya sea para nuestro riñón, hígado o sangre en general. Por ejemplo, es muy usado para calmar las piedras en el riñón fruto del ácido úrico. En este caso, el ácido úrico alto es rebajado por el bicarbonato sódico. De hecho, no solo es beneficioso para el ácido úrico sino para combatir cualquier exceso de ácido en nuestro organismo.

En cuanto a sus beneficios para el hígado, debemos indicar que el bicarbonato es un potente remedio natural para depurar nuestro hígado. Aunque una limpieza hepática siempre es recomendable, al menos una vez al año, el bicarbonato nos ayuda a prevenir ciertas dolencias de nuestro hígado, como el hígado graso, por ejemplo.

3. El bicarbonato sódico es un gran aliado para afecciones de la piel. Por ejemplo, empleando este bicarbonato junto con peróxido de hidrógeno a partes iguales, podemos usar esta mezcla para atenuar las manchas en la piel, fruto del envejecimiento. Bastará con aplicar la mezcla sobre ellas. En casos de heridas y quemaduras, el bicarbonato de sodio es muy útil para eliminar ampollas y marcas producidas al sufrir quemaduras.

bicarb2Nuestra piel también sentirá gran alivio si empleamos el bicarbonato en casos de picores propios de afecciones como picaduras, mordeduras, irritaciones o urticarias. Por ejemplo, en caso de picaduras de insectos podemos emplear bicarbonato para aliviar las molestias y la comezón de estas picaduras. Bastará con aplicar el polvo de bicarbonato seco directamente en la picadura o crear una pasta con agua y frotar la zona afectada. Finalmente, en caso de dermatitis en bebes, fruto del uso del pañal, usar bicarbonato de sodio durante el baño permite calmar la irritación de la delicada piel del bebé.

4. Una de las propiedades más usadas y efectivas del bicarbonato de sodio es su aplicación en tratamientos bucales. La razón se debe a que el bicarbonato es un gran aliado en la prevención de problemas bucales, de dientes y encías cuando las bacterias atacan cualquier rincón de nuestra cavidad bucal. Por ello, los enjuagues o usar directamente el bicarbonato como si de un dentífrico se tratase, previene la formación de placa, previene caries y elimina las bacterias que atacan nuestras encías. Y encima blanquea tus dientes.

5. Sus propiedades antisépticas son también ideales para aliviar cualquier trastornos o infección en las vías urinarias. Para ello, bastará con ingerir el bicarbonato oralmente: una cucharada disuelta en medio vaso de agua será suficiente. Con ello lograremos reducir la incomoda sensación de ardor al orinar.

6. Otro beneficio del bicarbonato de sodio es su capacidad para reducir los niveles de colesterol en sangre. Nos referimos, obviamente al colesterol malo (LDL) y por lo tanto el bicarbonato permite potenciar nuestra salud coronaria y cardiovascular.

7. Otros usos del bicarbonato de sodio. Reduce los dolores causados por úlceras. Por ejemplo, en caso de ulceras, deberemos ingerir un par de cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Esto permitirá rebajar los dolores que originan las úlceras ya que el bicarbonato neutraliza el ácido que existe en el estómago.bicarb7

El bicarbonato también es un excelente exfoliante para nuestra piel. Si quieres crear tu propio exfoliante natural, bastará con que mezcles una cucharada de agua con tres cucharadas de bicarbonato y mezcles hasta crear una pasta que puedes aplicar en cualquier parte de tu cuerpo para eliminar impurezas.

Y puestos a fabricar, vamos a hacer un desodorante natural con bicarbonato de sodio. Pues si, nuestro protagonista de hoy también tiene la capacidad de emplearse como desodorante ya que permite reducir el mal olor que se origina en las axilas debido al sudor. Tan sencillo como aplicar bicarbonato, mezclado con agua, directamente en nuestras axilas.

Finalmente, y para relajarnos tras una dura jornada, también podemos acudir al bicarbonato de sodio. Ya sea para un baño completo o, especialmente, para los pies podemos llevar a cabo este remedio natural: calentaremos agua y en un recipiente suficientemente amplio añadiremos tres cucharadas de bicarbonato de sodio e introduciremos los pies.

En la higiene del hogar

Aunque ya tratamos en un artículo anterior ciertos consejos para limpiar nuestro hogar con productos naturales, en lugar de emplear tanto producto químico (que resultan agresivos para nuestra salud), vamos a refrescarte la memoria acerca de las bondades del bicarbonato de sodio como elemento limpiador y desinfectante. Para empezar, el bicarbonato de sodio puede emplearse para desinfectar y acabar con los malos olores de pilas y fregaderos, o todos los que tengan un origen de humedades. Se trata de un efectivo desinfectante. Podemos mezclarlo con agua directamente para fregar el suelo, el aseo o para acabar con ciertas manchas. También podemos usarlo para limpiar electrodomésticos como la nevera o, porque no, para fregar los platos.

En definitiva. Algo tan típico en nuestra despensa cobra una nueva dimensión en su empleo para mejorar nuestra salud. Es digno de albar, y una suerte, que una sustancia tan natural y económica pueda hacernos tanto bien sin ningún efecto secundario. ¿Cuantos medicamentos pueden decir eso?




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas