Los seis momentos del día cuando deberías beber agua (más que nunca)

Los seis momentos del día cuando deberías beber agua (más que nunca)

No descubrimos nada si decimos que beber agua es bueno. Y más con este calor. Seguro que has escuchado aquello que dice que un adulto debe beber, al menos, dos litros de agua diarios. Esto nos permite estar hidratados. También existen otras corrientes “médicas” que establecen que el organismo se encarga de notificarnos cuando necesitamos beber a través de “la sed”. Aunque bueno, ciertas alteraciones fisiológicas pueden alterar esta capacidad, así que en PLANTARTE aconsejamos beber esos dos litros de agua u ocho vasos diarios. Obviamente, tendremos más sed cuando el calor aprieta. Ya sabes que la transpiración o sudor implica una perdida de líquidos, ya sea por la temperatura o por la práctica de actividad física. Vamos, que si sudas debes beber agua.

beber-aguaAdemás tenemos que tener en cuenta que muchos alimentos como la fruta o la verdura tienen una alta composición de agua. Y que las bebidas, como zumos e infusiones también. Luego hay otras bebidas que, llevando agua, no ayudan nada en la hidratación, como son las bebidas alcohólicas. Y luego están las bebidas carbonatadas, los refrescos, que directamente, por su alto grado de azúcar son mierda para tu salud. También es importante que, a la hora de comprar agua mineral, te fijes en un apartado que debería figurar en la etiqueta: es el llamado “residuo seco”. Cuanto más bajo mejor. Digamos que, cuanto más bajo, menos mierda bebes.

Mucha gente no bebe agua porque alega no tener tiempo o no tener sed. La solución para estas personas es recordarles que existen botellitas de agua de todos los tamaños. Las más habituales y prácticas son las de plástico. Pero también hay termos que atemperan el agua y la mantienen más tiempo fresquita. Y recuerda que las botellas de plástico, además de ser altamente contaminantes, tampoco deben reutilizarse pues su composición tiene ciertos parámetros de toxicidad que, con la reutilización de las mismas, se agudiza. Pero vamos, lo de posponer el beber agua para cuando lleguemos a casa o en el descanso del trabajo es algo bastante tonto. Tonto y habitual porque, básicamente, no escuchamos a nuestro cuerpo. Y así nos va.

Y luego nos quejamos de dolores de cabeza, jaquecas, cansancio, fatiga, falta de concentración, debilidad muscular. Conozco quien incluso está más pendiente de echar gasolina a su coche que del agua que debe beber. Lamentable.

Si todas y todos sabemos que somos, aproximadamente en un 75% de nuestra composición, agua beber-agua3imaginate lo vital que es. El agua forma parte de tu cerebro, de tu corazón, de tus riñones, de tu sangre, de tus músculos, de tus huesos. De todo tu. Y no puede faltar porque nos estamos rehidratando constantemente como parte de nuestra biología más básica. Cada función fisiológica, cada trabajo de nuestros órganos requiere agua. Y ese aporte de agua, ya sea bebida, o a través de los alimentos es esencial. Aunque como engranaje biológico que somos, nuestro organismo tiene unos ritmos que requieren que la ingesta de agua sea más fundamental en unos momentos que en otros.

Principales momentos para beber agua

1. Bien prontito, al despertar. Un vaso es suficiente, aunque si bebemos dos no pasa nada. Permite activar la función de los órganos. Esta agua puede beberse con un chorrito de limón para depurarnos y alcalinizarnos. Pero si no te gusta el limón, bebe agua igualmente

2. Antes de comer. Un vaso de agua una media hora antes de la primera gran comida nos ayudará a la digestión y nos saciará para evitar beber agua durante la misma. De hecho, no deberíamos beber agua durante las comidas pues puede influir en la fermentación de los alimentos y dificultar la digestión. En todo caso, después de comer. Pero vamos, que lo ideal es antes.

3. Antes de empezar una actividad física, ya sea deporte o lo que requiera un esfuerzo físico, por mínimo que sea. Lo ideal es, nuevamente, beber un vaso de agua media hora antes para prevenir la deshidratación.

4. Y también después del ejercicio. Un vaso de agua será suficiente para restituir la fuga de líquidos, especialmente por el sudor, que el ejercicio provoca.

5. Algo más desconocido es beber antes de bañarse o ducharse. Bastarán cinco minutos antes y un solo vaso de agua. La razón es que esa toma de agua regulará nuestra presión sanguínea y el baño sera menos “agresivo” para nuestro organismo.

6. Una de las tomas que no debe faltar: antes de irse a dormir. La hidratación nocturna, antes de irse a la cama está especialmente recomendado para dar el aporte necesario al organismo y a todas sus funciones metabólicas. Diversos estudios ya han demostrado que ayuda a prevenir infartos e ictus nocturnos.

beber-agua2Así que ya sabes. Bebe agua. Como suele decirse el agua es vida. Y no solo el agua, sino cualquier bebida saludable que la incluya, como zumos o licuados. O infusiones. Bebamos porque si nuestro planeta es azul es por algo. Y si nuestros orígenes biológicos están en el agua también. Y bebe ahora porque nunca sabemos hacia donde se dirige el agotamiento de recursos. Nunca se sabe. No seremos agoreros. Pero bebe y por favor, no la malgastes. No queremos que nadie se tenga que acordar de este artículo dentro de unos años, cuando se ha pronosticado que, solo uno de cada tres habitantes tendrá acceso al gua dulce.

Ah! Una última cosa, está información, humildemente, es muy importante. Compártela con aquellas personas que te importen. Y con las que no también.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas