X

Mejora tu comunicación profesional: las claves para expresar con éxito tu proyecto

Cómo mejorar la comunicación en nuestro proyecto o negocio online (o, en definitiva en cualquier proyecto) es una de las cuestiones más importantes para conseguir vivir de él. Una buena comunicación profesional nos aporta confianza, profesionalidad y honestidad de cara a nuestra audiencia y posibles clientes.

Hablamos mucho de estrategias de marketing digital, de técnicas de venta y neuromarketing. Y si, todo eso es muy necesario.

Pero al final, cada técnica, cada estrategia y cada tarea que hagas para el éxito de tu negocio como emprendedor, se basa en comunicar. Mejor dicho en saber comunicar, de forma efectiva y productiva para conseguir los mejores resultados.

Por eso, saber comunicar y transmitir de forma impactante, deseable y atractiva, hacia las personas que componen tu audiencia, es la piedra angular para lograr tu éxito profesional.

La importancia de la comunicación en tu negocio

Si hablamos de estrategias de marketing, quizá te vengan a la cabeza esos grandes gurús que han dado con un método infalible para vender sus servicios y productos.

Y eso está muy bien. Pero, antes que nada, debes realizar un trabajo casi (o más importante) que todas esas estrategias. Me refiero a desarrollar y saber gestionar tu capacidad comunicativa en cualquier contexto y situación vinculada a ese negocio que, con tanta ilusión has creado.

Te hablo de la capacidad de comunicarse y saber expresar, de la manera más adecuada, tus mensajes. Pero también de la habilidad de saber escuchar, comprender e identificar las necesidades y motivaciones de tus potenciales clientes.

Es un proceso arduo. Va más allá de nuestra simple capacidad expresiva, aprendida desde bien pequeños.

Porque comunicar de una forma profesional es un proceso que requiere un trabajo profundo, de revisión de nuestras propias creencias, expectativas y valores.

Tu comunicación nace en tu fuero interno. De tus emociones y sensibilidades. De tus experiencias. De cómo te ha forjado la vida.

Y, a la hora de lanzarte al emprendimiento, sea online, o en un negocio tradicional, así cómo te expresas, te percibirán los demás. Incluso a un nivel inconsciente.

Cómo comunicar con éxito en tu negocio o proyecto

Una vez identificadas tus fortalezas y debilidades comunicativas, debes aprovechar esos puntos fuertes que tienes: tal vez sea la creatividad, la oratoria o tu capacidad de persuasión.

Tal vez has desarrollado una gran capacidad de escucha activa. En cualquier caso, no te confíes. La comunicación en tu trabajo es la que te llevará al éxito o al fracaso.

E incluso tus puntos fuertes deben ser pulidos y adaptados al nicho de mercado al que te diriges, a las necesidades de tu público objetivo, o al servicio o producto que vas a ofrecer.

Desarrollar una estrategia de comunicación efectiva

Cuando juegas una partida de ajedrez o de cartas, conforme avanza el juego, vas adaptándote a él. Esto es, en función de cómo percibes las reglas del juego y el comportamiento de los otros jugadores, piensas y anticipas una serie de acciones con la finalidad de ganar.

Pues bien, una estrategia comunicativa es bastante similar en ese sentido.

Necesitas conocer las reglas en tu nicho de mercado, cómo se comportan los otros participantes. Y finalmente, llevas a cabo acciones para lograr tu objetivo. Ganar en el caso del juego. Motivar y atraer clientes, en el caso de tu negocio.

La observación y análisis resultan fundamentales para desarrollar tu mejor estrategia comunicativa.

Para empezar, recuerda esto: comunicas aunque parezca que no lo haces. Comunicamos en cada momento, aunque no digamos nada. Lo haces con tus manos, tus gestos o tu tono de voz. Incluso con tu actitud.

La clave de tu estrategia comunicativa es hacerlo de forma consciente y con un fin. Es desarrollar una serie de acciones comunicativas basadas en una meta y unas acciones comunicativas concretas.

Mejora tu comunicación profesional: la importancia del tono de tus mensajes

Es la esencia de tu comunicación. El tono con el que expresas. Evidentemente no nos referimos al tono de voz (que también puede serlo) sino al estilo comunicativo que te define.

Cuando hablas con alguien de confianza empleas un tono natural y distendido. Pero si es una persona de autoridad, tal vez adaptes ese tono a un contexto más serio.

Pues bien, en la comunicación de tu proyecto sucede lo mismo.

Tienes que establecer un tono que te identifique y sea reconocible para tu audiencia.

Está claro que el sector profesional en el que te mueves, tu tipo de cliente ideal o tu servicio determinará, en gran medida, tu tono.

No es lo mismo vender juguetes para perros que seguros de vida. El tono no puede ser el mismo.

Y, para determinar ese tono, debes escuchar a tu audiencia. Entender que “tono” es el más adecuado y que mejor llega a ese cliente ideal que buscas.

Puede ser un tono más distendido, incluso divertido, en el caso de complementos para mascotas. En el caso de seguros de vida, el tono se entiende como más grave y menos informal.

Aunque ojo, siempre hay excepciones. De hecho, marcar diferencias en tu sector puede ser una gran estrategia comunicativa.

Contenido de valor: visibiliza tu profesionalidad y genera confianza

Cuando nos dirigimos a nuestra audiencia, nuestro negocio busca vender. Pero, especialmente en los negocios online, si no te conoce nadie, resulta sumamente difícil que confíen en ti.

Por eso es muy recomendables aportar, de forma regular, contenido de valor mediante los diferentes canales comunicativos. Desde tu web y tus redes sociales, tu newsletter, o cualquier otro medio.

Los vídeos son una de las maneras más amenas y dinámicas de ofrecer contenido de valor sobre tu nicho de mercado. Si ofreces clases de yoga y, mediante estos canales, escribes artículos que aporten valor y resuelvan problemas a tu audiencia, esas personas estarán más receptivas a contratar tus servicios o productos.

Ojo: es importante que esos contenidos de calidad aporten soluciones y beneficios en esa inquietud o necesidad de tu cliente ideal. Y que este contenido no muestre un tono excesivamente comercial.

Antes de vender, debes mostrar tu profesionalidad y mostrarte como referente o autoridad. Tienes que labrar una imagen de marca fiable, honesta y atractiva para que tus potenciales clientes empiecen a sentir deseo por lo que puedes ofrecerles a continuación.

Saber escuchar a tus clientes: la clave de una buena comunicación profesional

Muy relacionado con los dos puntos anteriores está nuestra capacidad para saber comprender las necesidades, deseos e inquietudes de tu cliente ideal. La audiencia a la que te diriges es tu mejor banco de pruebas para poder determinar el tono de tus comunicaciones y los contenidos más deseables para esa audiencia.

De nada sirve que te dirijas a una audiencia interesada en juguetes para perros en un tono demasiado técnico o solemne. Por eso, es importante saber escuchar y entender qué tipo de historias son las que conectan con esa audiencia.

Me refiero a la capacidad de saber transmitir en consonancia con esas necesidades de tu cliente ideal. Saber con qué elementos siente identificación y qué puntos de “dolor” son los que necesita resolver.

Conforme mejor conozcas esas necesidades, mejor podrás definir el tono y los mensajes adecuados a esas necesidades.

Pero para ello, recuerda practicar la escucha activa con tu cliente potencial.

Potencia la comunicación de tu proyecto: las posibilidades de tu web y redes sociales

Hoy en día, cualquier negocio que se precie debe contar con visibilidad online. Esto es, como mínimo contar con una web y blog, y con alguna red social alineada con tu sector profesional.

La mayoría de las búsquedas para comprar algo o contratar un servicio se hacen a través de internet. Las páginas amarillas estuvieron muy bien durante un tiempo pero sucumbieron a su peso, su color y a la llegada de Google.

Así que no tienes otra opción. Tu negocio debe ser visible en la red. Y, una web combinada con las redes sociales puede aportarte muchísimos beneficios.

Eso sí, siempre que seas capaz de gestionar estos canales de una forma coherente, atractiva y creativa.

Tu web y tus redes sociales son tu escaparate. Es el lugar donde debes mostrar la esencia de tu negocio:

el beneficio que aporta tu producto o servicio y cómo puede transformar esa necesidad de tu cliente en una transformación positiva y deseable para él.

La claridad y la facilidad de navegación deben ser los principios que predominen en tu escaparate virtual. La usabilidad de tu web, sus menús y la facilidad para navegar por las páginas de tus contenidos y servicios son claves para retener a los visitantes de tu web.

La coherencia visual, y el tono de tus textos, mensajes y comunicaciones serán los que determinen el éxito de tu estrategia comunicativa online.

Estrategias comunicativas online: que te conozca el mundo entero

Hoy en día, las estrategias de marketing comunicativo en el canal online son cambiantes y dinámicas.

Sin embargo, hay algunas de ellas que parecen consolidarse como referentes de cualquier negocio que quiera tener visibilidad y reconocimiento en el canal online:

  • Desarrollar y activar campañas de marketing en redes sociales. Incluso mediante anuncios pagados.
  • Estrategias de lanzamiento (productos o servicios) mediante entrenamientos gratuitos vinculados con tus servicios. Mediante redes sociales y mail marketing, hacemos llegar a nuestra audiencia, por vídeo, contenido de valor muy atractivo que genera visibilidad, confianza y autoridad.
  • Prueba social y confianza. Los testimonios de otras personas que confiaron en nuestros servicios son de gran ayuda para mostrarnos a nuestra audiencia como un servicio valioso y recomendable. Esto también se puede conseguir con una buena presencia en buscadores como Google, Google My Business o una presencia importante en los buscadores gracias al SEO.
  • Contenido fresco y regular en redes sociales. Nuestra visibilidad en las redes nos permite llegar a aquellas personas que conforman una audiencia interesada en el nicho de mercado en el que nos movemos. Si eres capaz de generar contenidos frescos y atractivos ganaras seguidores que serán potenciales clientes de tu negocio

Adáptate a las nuevas tendencias comunicativas y visibiliza tu negocio

Quienes ya llevan un tiempo en los negocios online y han usado todas estas herramientas y estrategias digitales saben lo cambiante y dinámico que son las comunicaciones online.

Durante mucho tiempo, la mayoría de los contenidos se realizaban mediante los tradicionales artículos y posts en RRSS.

Pero, de un tiempo a esta parte, y vinculado al exceso de información que internet ofrece, las personas buscan contenidos más fácilmente consumibles. Los vídeos y los podcast son los nuevos contenidos que atraen más visitas y conectan más con tu público.

Afortunadamente, cada vez contamos con más herramientas tecnológicas que permiten a cualquier usuario grabar vídeos o audios con calidad casi profesional.

Mostrarse en vídeo favorece la cercanía y la conexión con tu posible cliente.

Los textos de tu web pueden ser muy buenos, pero tu cliente necesita saber a quién está contratando o a quien le compra.

Los contenidos audiovisuales nos acercan a nuestra audiencia de una forma más directa y natural. Se genera una mayor empatía y, además, el vídeo es un recurso muy cómodo de consumir entre tanta oferta e información que ofrecen webs y redes sociales.

Así que no vas a tener más remedio que ponerte delante de la cámara.

Para ello, aquí te dejo algunos consejos…

  • Transmite con naturalidad y honestidad.
  • Cuida los mínimos detalles técnicos: escenario, luminosidad, audio, o evita distracciones visuales.
  • Trata de hacer vídeos directos y no excesivamente largos.
  • Mira a la cámara y apela a tu espectador de una forma directa, respetuosa y motivadora.
  • Trata de ser original y mantener un tono alineado y coherente con tu marca y los servicios que ofreces.

Usa una comunicación honesta, respetuosa y que genere confianza

En realidad, este punto es válido para cualquier proceso comunicativo. Pero a veces, tenemos tan grabada la necesidad de visibilizar y vender que olvidamos que lo más importante es conectar con tus clientes y audiencia desde la honestidad y el respeto.

De nada te valdrá exagerar o “maquillar” tus servicios si luego vas a crear decepción en tus clientes.

Por eso, te aconsejo que ya sea mediante comunicaciones públicas en tu web o en redes sociales, o en comunicaciones privadas (vídeo conferencia, llamada telefónica, mail o presencialmente) hagas uso de unas habilidades sociales respetuosas, sinceras y asertivas.

Escucha a tu cliente, comprende sus necesidades, adapta tu mensaje a sus inquietudes y se sincero a la hora de concretar servicios o vender productos.

La comunicación profesional en vivo y en directo

Ya he indicado que la comunicación profesional requiere del uso de un montón de canales online. Y que, precisamente estos permiten mostrarte presencialmente. Desde los vídeos propios, los webinars, las vídeo-conferencias o video-tutoriales.

Las posibilidades son infinitas. Y, gracias a ellas podemos aprovechar el mejor recurso comunicativo del que gozas. Tu comunicación en vivo.

Esto es…

  • Cómo transmites,
  • Para quien lo haces,
  • Con qué finalidad
  • En qué contexto
  • Qué ofreces y que le aporta ese servicio o producto

Y, en ese sentido debes cuidar ciertos aspectos comunicativos que te acerquen a tu objetivo principal: conectar con tu cliente ideal…

  • Crearle curiosidad
  • Generarle confianza
  • Mostrar honestidad
  • Ser profesionales
  • Seducirle
  • Motivarle
  • Venderle

Comunicación eficaz en el trabajo: consejos para visibilizar y atraer a tu audiencia

Y para todo ello, te comparto algunos aspectos importantes que puedes emplear para lograr mejorar la comunicación en el trabajo:

  • Elige el canal de comunicación más adecuado para tus comunicaciones. Puede ser un servicio de mensajería más o menos profesional o una red social específica donde sea más probable encontrar a ese ecliente ideal
  • Aprovecha la eficacia del lenguaje no verbal. Ya que te expones no solo aproveches las palabras. Gesticula de una forma coherente con tu mensaje, mediante tus gestos, tus expresiones faciales o tu tono de voz
  • Muy vinculado al anterior punto: establece contacto visual. En este caso con la cámara, pero como intermediaria de ese contacto a los ojos con el interlocutor al otro lado de la pantalla.
  • Sonríe. Algo básico: genera buen ambiente, simpatia y amabilidad. La introducción de bromas o comentarios apropiados que generen un ambiente comunicativo cómodo y agradable.
  • Escucha activa. Si, ya se que no paro de repetirlo. Pero es una de las claves. Escucha a la otra persona o personas y trata de entender sus motivaciones, creencias y emociones para poder elaborar un mensaje que sea más atractivo para ellos.
  • No interrumpas. Muy vinculado al anterior punto. Es importante que dejemos que los demás desarrollen sus ideas y planteamientos sin interrupciones o injerencias por tu parte.
  • Muestra interés: pregunta. Una de las claves de una comunicación respetuosa y efectiva. Cuando muestras interés por los demás estas, casi de forma inconsciente, generando una empatía mutua que hace más fácil que fructifique cualquier relación profesional.
  • Se directo, concreto y claro. Ante la avalancha de mensajes, oferta y promesas incumplidas, las personas agradecen concrección y sencillez en nuestros mensajes y comunicaciones.
    Es preferible ser sintético y clarificador a tratar de profundizar en informaciones innecesaria que pueden generar aburrimiento o desinterés.

Comunicación interna en el trabajo: mejora tu comunicación de puertas para adentro

Un pequeño detalle. Todos estos puntos son válidos no sólo para las comunicaciones profesionales con clientes. También lo es para los miembros de un mismo equipo de trabajo.

Es decir, una comunicación efectiva y respetuosa, basada en las necesidades propias y las ajenas por igual es la clave del buen funcionamiento de tu equipo de trabajo.

Y esto se materializará en que, nuestras comunicaciones externas, es decir, con nuestra audiencia y clientes será mucho más efectiva, productiva y exitosa.

Esta web usa cookies.