La mentira de las dietas milagrosas y la hipocresía social de la moda

la mentira de las dietas milagrosas

Quien anda preocupado por su peso, probablemente, habrá tratado de hacer alguna dieta. Estamos cansadas y decepcionados de ver que, constantemente llegan nuevos remedios o descubrimientos médicos, científicos o nutricionales que nos proponen revolucionarias soluciones para perder algunos kilos. Nos referimos a la mentira de las dietas milagrosas. Algo que debemos erradicar de una vez por todas.

Pero hay que ir con cuidado. La mentira de las dietas milagrosas se ha instalado en nuestra sociedad. Y lo que debemos hacer es equilibrar, no solo nuestra alimentación, sino también nuestro estilo de vida en general. Ojo, eso no significa que todos los sistemas y métodos de adelgazamiento sean una estafa. Pero hay que llevar cuidado y, si optamos por probar un nuevo sistema, estar bien informado del método al que accedemos. Es de sentido común desconfiar de las dietas milagrosas que nos prometen alcanzar el “peso ideal” en 30 días. Básicamente, porque no solo dependen de la alimentación. Existen muchos más factores que no nos cuentan. Y el problema no solo son los efectos psicológicos de las personas que las prueba, sino también los riesgos para la salud de las mismas.

La mentira de las dietas milagrosas y sus efectos perniciosos en la sociedad

la mentira de las dietas milagrosasAlrededor de un 80% de las personas que han probado una dieta para reducir de peso han fracasado. Es algo común a muchos países donde los índices de sobrepeso abundan. Por ejemplo, en España, cada vez más, gastamos mayores cantidades de dinero en adelgazar. Los datos son escalofriantes: algunos estudios hablan de un consumo en productos de dietas que suponen el doble del presupuesto del Ministerio de Sanidad. Al mismo tiempo, cada vez hay una mayor presión social que fomenta la delgadez y la publicidad aprovecha la circunstancia con mayores ofertas adelgazantes…. ¿Hasta donde vamos a llegar?

Con todo esto, lo que queremos decir es que lo ideal es encontrar un estilo de vida saludable en el que no tengamos que recurrir a dietas adelgazantes milagrosas, sino más bien a un plan de vida integral en el que primen los buenos hábitos. Hábitos saludables para estar en armonía, no solo física, sino también emocional. Tratar de introducir una dieta milagrosa en nuestras vidas, basada en cierta pautas alimenticias, sin tener en cuenta otros hábitos diarios, puede ser tremendamente peligroso.

Nuestra relación con la comida debe ser lo suficientemente sana para que comer sea motivo de disfrute y no de sufrimiento.

La imposición social de los cánones de belleza y moda: una mentira peligrosa

Las imposiciones sociales sobre moda y estética tienen buena parte de culpa. Constantemente recibimos mensajes e imágenes ideales de lo que es un “cuerpo perfecto” o una silueta bonita. Ese mensaje cala en la mentalidad de las personas. Especialmente en el de las mujeres debido a la sociedad patriarcal en la que vivimos, donde se estigmatiza la figura de la mujer como objeto sexual. Una mujer que debe cumplir unos cánones de belleza. Y en caso contrario surgen las frustraciones y la inseguridad.

Nos hacen creer que necesitamos estar delgadas y musculosos para ser socialmente aceptados. Y es por ello que dejamos de aceptarnos a nosotros mismos. Ello deriva en trastornos emocionales complejos e incluso de mucha gravedad. Desde la ansiedad y depresión, hasta la anorexia o la bulimia. Es inconcebible que una sociedad desarrollada siga fomentando estos valores de mierda. Y es sorprendente como mucha gente aún no es consciente de la mentira de las dietas milagrosas.

La responsabilidad de los medios de comunicación: pura hipocresía

Buena parte de la responsabilidad son los altavoces de la opinión pública, o lo que es lo mismo: los medios de comunicación. Muchas veces, en especial la televisión, se llenan la boca sobre campañas de concienciación e igualdad de género. Sin embargo siguen empleando un lenguaje sexista, mostrando a mujeres objetos como en tiempos rancios del inicio de Tele 5 y sus “mama chicho” o alentando a modas y hábitos que en nada ayudan a la igualdad de género.

la mentira de las dietas milagrosas¿¿¿Doce meses, doce causas??? Un carajo. Las televisiones estereotipan y fomentan un estilo de vida artificial. Está muy bien que fomenten el deporte o hábitos saludables. Pero cualquier mensaje saludable queda eclipsado cuando ves un programa en el que una presentadora del tiempo lleva una minifalda pero el presentador va de traje. Entonces llegan los anhelos, los deseos y la “necesidad” de cumplir unos cánones de belleza. Y pensamos que la culpa es de la comida. Y en cierta medida lo es. Pero no lo es todo. Existen muchos más factores. Lo que haces cada día e incluso tu salud emocional influyen en tu salud y, por tanto, en tu peso, en tu imagen y en cómo te ves a ti mismo.

Plantarte.net en contra de la mentira de las dietas milagrosas y otras estupideces sociales

Por eso, en Plantarte.net abogamos por un estilo de vida saludable en el que deberíamos asumir ciertos cambios, si queremos mejorar nuestra salud. Esto se reflejará también en nuestro aspecto físico. Pero no solo en el sobrepeso, sino también en el aspecto de nuestra piel o en nuestra energía y vitalidad. Aspectos mucho más importantes que reunir las medidas impuestas como ideales por la sociedad. A saber:

– reducir el sedentarismo

– andar cada día, como mínimo 20 minutos. Y ello, sino practicas algún deporte

mejorar nuestros hábitos alimenticios. Por supuesto. Desde implementar una dieta más sana hasta regular las horas de las comidas y cenas.

iniciar hábitos sanos de forma paulatina para que los vayamos integrando, paulatinamente, en nuestras rutinas diarias. Desde la toma de agua con limón en ayunas a introducir el consumo de más legumbre, verdura, frutos secos o frutos del bosque en nuestra dieta.

Además, debemos dejar de lado, como decíamos la principio, las dietas milagro o las propuestas nutricionales que garantizan adelgazamientos en poco espacio de tiempo. Debemos asumir, además, que nos va a suponer cierto esfuerzo. Pero esto no es negativo si lo aceptamos como reto. Un reto cuya finalidad es doble: estar más sano y vital en primer lugar. Y como consecuencia de ello, vernos más saludables físicamente.

 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas