Ser asistente virtual: la profesión que fusiona trabajo y libertad

cómo ser asistente virtual

En este post te quiero presentar un concepto que tal vez te resuene:  ¿qué es ser asistente virtual?

Pero antes déjame hacerte una reflexión para que entiendas dónde quiero llegar. Salir de tu zona de confort y emprender una nueva vida personal y profesional no es tarea fácil. Muchas personas no se sienten cómodas o plenas en sus actuales vidas y sienten que tienen que dar un giro y reinventarse.

Sucede a nivel personal, pero también profesional. En este sentido, el viejo paradigma laboral ofrece novedosas oportunidades para rediseñar tu vida y alcanzar ese bienestar que anda buscando. Y por eso, hoy te quiero hablar de una profesión en auge que, además, conozco muy bien. 

El camino hacia la asistencia virtual

Hoy te hablo de algo distinto en Plantarte.net. Hoy no te voy a hablar de temas de comunicación. Bueno, de alguna manera si. Pero eso lo iremos desgranando en las próximas líneas.

En realidad, en ese proceso de gestión de nuestras emociones y de nuestro bienestar personal, siempre tenemos un diálogo interno. Una charla con nosotras y nosotros mismos en la que podemos tener más sinceridad, o auto engañarnos.

Pero siempre llega un punto en que descubrimos si, realmente, nuestra vida nos satisface o no.

Y ese punto tiene que ver mucho con nuestro trabajo o profesión. Porque es nuestra forma o medio de vida. Esa misma conversación la tuve conmigo mismo hace un tiempo. Fue tras un largo viaje por países asiáticos. Y entonces descubrí que no quería seguir siendo parte de un sistema que asumía buena parte de mi tiempo, recursos y energía.

El 70% de los bebés actuales trabajarán en profesiones que aún no existen el el viejo paradigma laboral

 

Y en esa reflexión estaba cuando me di cuenta que el mercado laboral estaba cambiando. Que la tecnología y las nuevas necesidades empresariales estaban cambiando su morfología. Y que eso generaba nuevas oportunidades laborales.

Andaba enfrascado creando mis servicios de comunicación en Plantarte.net cuando una buena amiga y compañera de trabajo me abrió la puerta a la asistencia virtual. Y hoy, meses después yo quiero abrirte esa puerta a ti. Tu tambiés puedes ser asistente virtual y gestionar todas las facetas de tu vida como desees.

¿Te aventuras?

Pero, ¿qué es la asistencia virtual?

La asistencia virtual es un concepto muy sencillo en su definición. Tu, como asistente virtual, asistes o ayudas a otras empresas, emprendedores, negocios o proyectos en alguna de las cantidades enormes de tareas que se requieren.

Y lo haces de forma “virtual” porque no lo haces como definía el viejo paradigma labora, de forma física o presencial. Lo haces de forma real pero a distancia, o en remoto. Y además te dedicas a tareas que requieren herramientas tecnológicas o digitales. 

En definitiva, para ser asistente virtual necesitas un ordenador, algunas herramientas digitales y una conexión a internet. Y un suelo donde pisar. No hay más.

¿Que hace un asistente virtual?

La infinidad de tareas que puede desarrollar un asistente virtual es, en realidad, una oportunidad.

Primero te paso el menú y luego me dices que plato eliges. Porque igual que no te comes todos los platos de una carta, no hace falta que sepas hacer todas estas tareas. Tienes que elegir las que te resulten más sabrosas o estimulantes… Ahí van…

La función principal es como una secretaria/administrativo que puede trabajar desde casa.

Algunas de las tareas que pueden llevar a cabo los asistentes virtuales son las siguientes:

  • Gestión de correo electrónico.
  • Búsquedas en internet.
  • Llamadas telefónicas.
  • Programación de citas, contacto con clientes.
  • Planificación y programación de reuniones o conferencias.
  • Creación y edición de artículos, tanto en formato físico como digital
  • Maquetación artículos o contenidos en webs o blogs
  • Creación y gestión de campañas de e-mail marketing.
  • Contabilidad.
  • Atención al cliente
  • Traducciones
  • Diseño gráfico o edición de vídeo.
  • Gestión de redes sociales
  • Etcétera

Cualquier persona que lea esto se puede “indigestar”. Pero la buena noticia es que no hace falta que sepas desarrollar todas. Cada una de nosotras y nosotros se siente más cómodo en unas tareas o tiene ciertas habilidades. Y es ahí cuando puedes encontrar una persona o negocio a quien le venga bien una mano en esas tareas.

Ya estás cerca de ser asistente virtual. De hecho, si has llegado hasta aquí, eres virtualmente asistente virtual.

Beneficios de ser asistente virtual.

mejora tu comunicacion

En mi reinvención profesional, me considero como knowmda digital. Un concepto que acuñó John Moravec,  y que básicamente define a un emprendedor que hace de la deslocalización, la tecnología y sus conocimientos los tres pilares de su reinvención profesional.

Pero los knowmadas digitales tienen ciertos conocimientos que pueden emplear en sus propios negocios o pueden usar para ayudar a otros a consolidar los suyos. Y ambas prácticas son compatibles.

Por eso, la asistencia virtual es una profesión en auge. Cada vez más proyectos y negocios perciben la necesidad de delegar tareas en otras personas con los conocimientos necesarios.

Pero es que, además de estar en un punto óptimo de crecimiento en los últimos años, la asistencia virtual ofrece otras ventajas o beneficios para quien se aventura en ese proceso de reinvención profesional…

A saber…

1. Uno de los más importantes: serás tu propio jefe, con las ventajas que ello supone

2. Cómo decíamos antes respecto al concepto “Knowmada”: la deslocalización o independencia geográfica para gestionar tu trabajo

3. La flexibilidad laboral en ámbitos como horario o tarifas

4. La capacidad de escoger proyectos o negocios que te estimulen (al principio no puedes elegir tanto, pero date tiempo.

5. La conciliación de tu vida profesional con tu vida social o personal. Tu maracas tus horas y tiempos.

6. Tu auto gestión económica y financiera

7. Romper las cadenas de la “esclavitud” laboral impuesta en el viejo paradigma. Somos rebeldes laborales. No nos negamos a trabajar. Pero queremos poner nuestras normas. Es nuestro tiempo. Es nuestra vida.

Quiero dejar para el final un último beneficio o ventaja de ser asistente virtual. Cuando empiezas a adentrarte en esta profesión, puedes estar encerrado en un espacio físico. Pero, al mismo tiempo, vas a trabajar, codo con codo, con otras personas que serán responsables de negocios, empresas o proyectos y con otros miembros de ese equipo de trabajo que realicen otras tareas.

como ser carismáticaQuiero decir que no vas a estar sola o solo. Tendrás reuniones virtuales. Intercambio de correos, wassap, o cualquiera de la infinidad de herramientas digitales para estar conectado virtualmente.

Y en esos equipos de trabajo se genera una sinergia muy positiva. Piensa que, en su mayor parte, las personas que conforman estos equipos tienen unos valores o inquietudes similares a los tuyos. Han buscado su propio proceso de reinvención profesional (y personal, al mismo tiempo).

De esa manera hay algo que une a estos equipos de trabajo. Puedo hablarte de mi experiencia con mi equipo en Colaboración Knowmada que es, al fin y al cabo por lo que estoy aquí y me siento preparado para hablarte de la Asistencia Virtual. Y solo tengo palabras de agradecimiento.

Para ser asistente virtual, ¿necesito formarme?

La respuesta es relativa. Puede que ya tengas una formación y experiencia previa en las tareas que hemos descrito antes: gestión de e-mails, redes sociales, copywriting o administración. O puede que no.

También debes conocer herramientas y aplicaciones digitales que son necesarias para las tareas que debes desempeñar. Pero en líneas generales, si no tienes muchos conocimientos, es conveniente que recibas una formación o te sumerjas en un curso.

Esta profesión, la asistencia virtual está mucho más consolidada en otros países como Estados Unidos, pero poco a poco se empieza a implantar en Europa, y en España concretamente. Y es por eso que nos encontramos en un momento crucial para subirmos al tren de una profesión que va a ser (ya lo es) muy demandada.

En ese sentido, a la vanguradía de las formaciones en Asitencia Virtual, mis compañeras, Mamen y Esther han desarrollado un potente y valioso sistema de formación para convertirse en Asistentes Virtuales basado en sus propias experiencias y que te permite formarte, desde dentro, y trabajando con un acompañamiento que te despeja el camino hacia tu reinvención profesional.

El programa Escuela de Asistencia Virtual del Equipo Knowmada ofrece, desde planes más ecónomicos en formato DIY, hasta un plan Mentoring en el que recibes un completo programa de formación teórica y práctica, acompañada por un tutor (yo seré uno de ellos 😀 ), e incluye prácticas en el equipo de trabajo de un knowmada consolidado y de prestigio.

Vale, quiero ser asistente virtual, ¿y luego, qué?

Puedes estar ya formada o formado. O puede que necesites recibirla. Pero una vez hecho esto, podrás empezara formar parte de un equipo de trabajo o prestar tus servicios a empresas, emprendedores, knowmadas digitales o cualquier cliente que necesite delegar esas tareas sobre las que ya sabes trabajar.

como ser carismáticoEl 45% de los profesionales actuales va a trabajar en el entorno digital en el 2.020

Mucha gente tiene la duda de cómo encontrar clientes. Y existen varias opciones para hacerlo. Desde una actitud proactiva, puedes buscar aquellos negocios o proyectos, o contactar con knowmadas digitales o emprendedores con los que te sientas identificados y ofrecer tus servicios.

Es lo que llamamos autocandidaturas.

Por otro lado, existen infinidad de portales de empleo para freelance y autónomos.

Por citar algunos, mira estos:

Y, finalmente, está la duda: ¿tengo que ser autónomo? Pues, quizá al principio y, hasta que despegas, puedes tantear la forma de cobrar por tus servicios. Pero, si realmente quieres vivir de esto, la respuesta es si. Para ser asistente virtual tienes que ser autónomo. Esta claro que las condiciones como autónomo en España son una mierda… Pero si esta es tu forma de vida, mejor que lo hagas de la forma más adecuada a la ley. Más que nada para evitar males mayores.

Entonces, ¿quieres ser asistente virtual?

Mi consejo es que lo hagas. Que despejes tus dudas. Y que si las mantienes, lo hagas con dudas. Cuando decidimos emprender un determinado camino lo que nos preocupa no es haber elegido el correcto, sino haber descartado otros. Pero cuando eliges algo, lo haces basándote en lo que sientes en ese momento.

Y este es tu momento. ¿Lo estas sintiendo? Si es así, bienvenida y bienvenido a nuestra tribu.

La de los inconformistas.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Comments

  1. Hola Jose:

    Gracias por este fantástico artículo. Estoy dentro de la academia y, aparte de todas las ventajas que comentas que puede tener una reinvención como asistente virtual, si además lo hacemos de la mano de un equipo en el que nos sentimos apoyados y comprendidos, pues muchísimo mejor. Porque no es fácil romper los moldes y las barreras mentales que hemos aprendido durante tantos años, es fundamental conectar con personas que tienen las mismas motivaciones y miedos que nosotros.

    • Hola Belén! Entonces somos compis! Que bien!!
      Gracias por tus palabras, la verdad es que transmitir estos valores, esta posibilidad tan real de reinvención es una motivación fantástica. Y es lo que tu dices… salir de la zona de confort no es sencillo, pero es el paso que debemos dar para seguir evolucionando. Una revolución personal y profesional que estamos a punto de empezar… Y de disfrutar. Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas