Siete consejos para dormir mejor y levantarte descansado por fin!!

Siete consejos para dormir mejor y levantarte descansado por fin!!

No puedes dormir. O si lo haces te levantas con la sensación de que no has descansado lo suficiente. Quizá te levantas y lo primero que piensas es que ojalá hoy tengas hoy un pequeño tiempo para una siesta. El estress, la alimentación y el ritmo de vida nos hace que las horas que pasamos en la cama no las disfrutemos y aprovechemos como es conveniente. Esto afecta a todo nuestro organismo, a nuestra salud y estado de ánimo. Incluso a nuestro humor. El sistema inmunológico también se resiente. Porque aquello de que necesitamos dormir entre 6 y 8 horas es cierto. Pero también que es mejor si son 8 horas que 6 h. Y no solo es el tiempo de sueño sino la calidad del mismo. Esto es así porque nuestro sistema inmune durante estas 8 horas diarias de sueño libera hormonas que nos hacen sentir vitales. De esta manera, ademas de fortalecer nuestro sistema inmune también permite que nuestro metabolismo se regenere, reforzamos nuestra memoria, fortalecemos nuestras articulaciones y musculatura en general, al igual que nuestro corazón. De hecho nuestra presión arterial desciende y mejoramos nuestro sistema circulatorio. Si no es así, sabemos que hoy será un largo día.

dormir5En ese caso necesitamos simplemente cambiar de hábitos en diversos aspectos de nuestra vida diaria y complementarlos con algunos remedios naturales para dormir. Siempre deberíamos evitar recurrir a fármacos pues en caso de necesitarlos, una buena infusión antes de dormir nos aportará aquellos principios activos que nuestro organismo requiere para un sueño reparador y profundo.

En primer lugar vamos a repasar una serie de hábitos que, sino llevas a la práctica, es momento de empezar a hacerlo. Las personas que no descansan bien se dan cuenta que cambiar ciertas pautas diarias nos permite descansar mejor y estar mucho más activos cada día. Y si estás leyendo esto es porque seguramente tu también lo necesites. El insomnio es una de las peores pesadillas, sobre todo si mañana tu despertador suena más pronto de lo que te gustaría….

1. La alimentación es fundamental. Muchas veces habrás escuchado aquello de que mejor no cenar tarde e ir a dormir con el estomago lleno. Es lógico. Lo ideal es distribuir las comida en varias veces durante el día. Por eso se habla de las cinco comidas diarias. De esta forma repartimos de forma escalonada la ingesta de las sustancias necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Y por esa misma razón la cena debe ser la comida menos copiosa y más ligera del día. Y debe realizarse, como mínimo, dos horas antes de ir a dormir. Hay cientos de guias que te explican sanas pautas para dormir, aunque te recomendamos esta….insomnio-nunca-mas

2. Funcionamos con el cerebro de forma constante. Asegurate que tu alimentación sea rica en glucosa mediante el consumo de cereales, pescado (el ácido graso omega-3 es esencial para nuestra función cerebral), frutas y verduras para que tu actividad mental no decaiga. Cuando tu cabeza se agota lo hace el resto de tu cuerpo. En este sentido también es importantísimo el consumo de proteínas que aportan triptófano a tu organismo (las podemos encontrar en la leche, aunque ya sabéis que no es un alimento que me guste recomendar, los huevos o el plátano, entre otros). Este principio activa el aporte de serotonina a tu cuerpo que, como sabes es el que potencia nuestro estado de ánimo, de forma óptima. Se trata de un neurotransmisor regulador de funciones tan básicas como el apetito o el sueño. Con eso lo decimos todo.

3. Igual que te aconsejamos lo que es conveniente en tu dieta también te diremos lo que no es bueno dormir4para estimular tu sueño. Seguro que ya lo sabes pero los excitantes como el alcohol o el café no ayudarán nada a la calidad de tu sueño. Como tampoco lo hacen aquellos alimentos procesados, especialmente los que contienen altos niveles de azúcar: el chocolate, la miel o las bebidas carbonatadas.

3. Haz ejercicio. En cualquier decálogo de buenas prácticas de sueño te lo van a a consejar. Pero el ejercicio físico es un potenciador del sueño y las razones son más que obvias. Eso si, intenta no hacer deporte poco antes de ir a dormir. O por lo menos hacerlo, al menos, tres horas antes de ir a la cama. Y ten en cuenta que subir pulsaciones produce excitación y tu organismo esta acelerado, así que te costará coger el sueño. A no ser que ese ejercicio te deje sumamente relajado…ya me entiendes.

dormir34. Tan importante como ejercitar tu cuerpo es ejercitar tu mente. Los ejercicios de agudeza mental, aquellos que mantienen tu mente y tus niveles de atención activos son estimuladores del sueño. Además existen otros consejos prácticos para conciliar el sueño: un baño de agua templada o un masaje con los dedos y movimientos circulares en la planta de los pies estimula nuestro sistema parasimpático, encargado de regular nuestro sueño. Y en este sentido la respiración es fundamental. Respirar de forma consciente, esto es, pensando en cada inhalación y exhalación, además del tiempo de retención del aire en nuestros pulmones, nos ayuda a centrarnos en este proceso biológico, el más vital de todos, y dejar de lado pensamientos y preocupaciones innecesarios antes de dormir.

5. La habitación. Entendemos que durante el invierno tu casa está más o menos acondicionada para no pasar frió y para ello también utilizas mantas. Pero ojo, no es conveniente emplear demasiadas mantas y que la ropa de cama que uses sea lo más ligera posible. De ahí ese gran invento que se llaman edredones nórdicos o plumas pues está demostrado que demasiadas mantas o capas de ellas suponen un peso sobre nuestro cuerpo, lo que nos dificulta la movilidad. Pero tampoco es aconsejable dormir con el aire acondicionado caliente pues este produce resequedad en las vías respiratorias. Por la misma razón en verano tampoco es aconsejable dormir con este tipo de aparatos. Piensa que durante el sueño respiramos profundamente y desde el día que cambias sus filtros, los ácaros comienzan a acumularse y desperdigarse por tu habitación. Cuanto más naturalmente aclimates tu estancia, mejor. De hecho, diversos estudios advierten que una elevada temperatura en el ambiente reduce la duración de los ciclos de sueño REM, es decir, te vas a despertar más veces y tu sueño va a a ser de peor calidad. Los efectos: te vas a levantar cansado. Y lo sabes. Además, es conveniente no dormir con el móvil cerca ni ninguna otra fuente de distracción ruidosa ni luminosa en tu estancia. Por la misma razón tampoco es conveniente que tu habitación tenga otra finalidad que la de dormir: ni despacho, ni tele ni otra distracción. Piensa que es el único cuarto de tu casa en el que pasas (o así debería ser) ocho horas seguidas haciendo una misma cosa, y es solo para eso. dormir

6. La rutina del sueño. Es conveniente que tus horarios para dormir no se vean alterados diariamente. Es decir que te acuestes a horas similares y despiertes a horas parecidas cada día. Somos como un reloj biológico y cuanto más lo respetemos, nuestros bioritmos serán más óptimos.

7. Remedios naturales. Estos hábitos no deberían serte indiferentes si quieres mejorar la calidad de tu sueño. Pero como somos PLANTARTE, este artículo quedaría incompleto si no te “recetásemos” una serie de remedios naturales, fundamentados en ciertas plantas, que si sumas a todo lo expuesto anteriormente, harán que tu sueño sea placido y placentero y te levantes con ganas de comerte el mundo. Ahí van algunos remedios naturales para dormir…

A) La melisa. Un clásico: porque es sedante y es antiespasmódica. A estas propiedades suma su beneficio a nivel digestiva. De hecho, la melisa es recomendada en deficiencias del sueño cuyo origen es nervioso o de carácter digestivo.

B) La Valeriana. Otra planta reconocida por mejorar la calidad del sueño. De nuevo es sedante y un efectivo relajante muscular (ideal para contracturas), por lo que favorece la calidad del sueño.

C) La Pasiflora. No tan conocida pero tan efectiva como las anteriores, la pasiflora también es sedante y estimula de forma suave y delicada nuestro sueño. Evita ademas la interrupción nocturna del sueño en aquellos que las sufren. Como la valeriana, tiene función de relajante muscular pero también es beneficiosa a nivel gastrointestinal.

D) Tampoco es excesivamente conocida la Amapola de California. Otra planta sedante a lo que suma propiedades ansiolíticas y que mejora los tiempos del sueño y, como no, su calidad.

E) El Té Rooibos. Sabroso y relajante bebida dulce no debe engañarte, se denomina té pero no tiene cafeína y de esta manera se emplea como relajante. Además, y de paso, es ideal para la prevención de caries.

F) El lúpulo. Usado específicamente en trastornos del sueño, estados de ansiedad y fatiga, es ideal para levantarnos el humor y para ayudarnos a conciliar el sueño.

Otros remedios naturales como la aromaterapia, basad en la planta de la lavanda son ideales para estimular nuestro sueño. La lavanda tiene propiedades sedantes, muy recomendables para tratar la ansiedad y el stress. Podemos emplearla rociando nuestra almohada con esta esencia tan agradable y relajante..

Otra opción es combinar diversas plantas como azahar, melisa, tila, o hierbaluisa. De hecho, además de ayudarnos a conciliar el sueño también es ideal para calmar molestias gastrointestinales pues poseen propiedades digestivas. Pero lo más importante: no dejes que nada te quite el sueño…

 




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas