Siete sorprendentes beneficios que hacen del brócoli un super alimento

Siete sorprendentes beneficios que hacen del brócoli un super alimento

No es que el brócoli sea la verdura más saboreada y apreciada en la cocina en general. De hecho, por si no lo sabías, se trata de una hortaliza. Habitualmente mucha gente dice no sentirse cómoda cocinándola (al igual que la coliflor) debido a su olor. Muchos niños la rechazan como gran parte de las verdura pues nuestra salud alimentaria deja mucho que desear. Y tampoco nos esforzamos demasiado por introducir nuevos hábitos alimenticios, que generalmente suelen ser más sanos que los que arrastramos desde pequeños. Pero el brócolí es una verdura altamente nutritiva y saludable. Y que ofrece una variedad de platos muy amplia y sabrosos. Vamos a tratar de conocer un poco más el brócoli. A los que nos guste, reforzaremos nuestra idea sobre lo buen alimento que es. A los que no les haga demasiada gracia, tendrán argumentos más que de sobra para dar a esta hortaliza, al menos, una oportunidad.

BroccoliEl brócoli es un alimento perteneciente a la misma familia de la col o la coliflor, entre otras, la de las crucíferas. Su nombre botánico es brassica oleracea. Tiene una forma similar a la coliflor, eso si, con los ramilletes menos compactos y cuenta con distintas variedades de color, aunque la más habitual es verde, también la podemos encontrar morada, roja y blanca. Como decíamos, sus similitudes con coliflor y coles de Bruselas es más que obvia visualmente. El brócoli alberga múltiples nutrientes como lo corrobora su aporte en vitamina C: 100 gramos de brócoli suponen aproximadamente un 150% de la dósis recomendada diaria de esta vitamina. La mayor parte de su composición es agua, (su pequeño aporte en calorías es ideal para reducir peso, 22 calorías por cada 100 gramos), pero el brocoli también alberga vitamina A, B, C, E y K, además de diversos minerales como magnesio, zinc, cromo, hierro, potasio o fósforo. El brocoli además aporta proteína y fibra, lo que le hace altamente valioso a nivel digestivo. Los fitonutrientes que contiene el brocoli le permiten actuar en la prevención de enfermedades coronarias, diversos tipos de cáncer o diabetes.

Tenemos numerosas razones para comer brocoli más alla de lo sabroso que resulta. Pero vamos a resumirlas en siete y esperamos que sean más que sufiecientes para que este vegetal se pasee por tu cocina de forma habitual.

  1. Prevención frente al cáncer y depurativo hepático. Coles o brocolis se consideran vegetales crucíferos cuya composición química proporciona una valiosa función preventiva del cáncer, concretamente para casos como el de prostata, colón o pulmón, entre otros. Como citabamos antes, son los fitonutrientes que alberga el brocoli, los que lo hacen tan aconsejable en este sentido. Uno de estos fitoquímicos es el sulforafano, que proviene de la glucorafanina. Para que este elemento se active es necesario brocoli6masticar o triturar el brocoli, lo que da lugar a una reacción química de carácter antioxidante, la cual previene diversas enfermedades, y al mismo tiempo fomenta la creación de enzimas beneficiosos en la prevención y lucha contra las células cancerigenas. Además, el sulforafano es un fitoquímico de amplio espectro: a su función anticancerigena suma capacidad para favorecer al hígado en sus funciones depurativas. Esto es, ayuda a que nuestro higado elimine sustancias perniciosas, tal como establece un estudio del prestigioso Dr. Michael Greger, (editor de NutritionFacts.org), que establece que los beneficios del brócoli se prolongan hasta varios dias después de ingerir vegetales crucíferos.Por otro lado, el brócoli obstaculiza la aparición y desarrollo de la bacteria Helicobácter Pilori, causante del cáncer de estómago. Y según un estudio del Instituto del Cáncer Roswell Park, al igual que la coliflor o el repollo, el brócoli ayuda a prevenir el cáncer de pulmón en los ex fumadores.

    Otro de los fitoquímicos que lo hace tan beneficioso son los índoles que actúan en la prevención del  cáncer de mama, al impedir la recepción de estrogeno en las células perniciosas, dificultando así su aparición y desarrollo.

  2. Potente antioxidante. Por la misma razón que es un excelente preventivo frente al cáncer, el brócoli es un potente antioxidante. Es decir, previene nuestra oxidación y desarrollo de enfermedades derivadas de inflamaciones crónicas. Pero el brocoli es especialmente eficaz porque la combinación de sus compuestos es como una mezcla perfecta para la salud de nuestro organismo. Por ejemplo, ya sabes que contiene vitamina C. Lo que debes saber ahora es que esta vitamina, en combinación con otras sustancias presentes en el brócoli, como son ciertos flavonoides (kaempferol, quercitina, betacarotenos o luteína) ejercen una poderososa función antioxidante.
  3. Lucha contra los radicales libres y el envejecimiento. Por todo lo expuesto hasta ahora cobra sentido esta función del brócoli. Volvemos al fitonutriente más importante presente en el brocoli: el sulforafano, que como recordarás se genera al masticar brocoli4el brócoli. Pues bien, este elemento altamente antioxidante fortalece el sistema inmunológico y de esta manera protege nuestro organismo de enfermedades degenerativas habituales en el proceso de envejecimiento: cardiovasculares, Alzheimer, artrítis, artrósis, y un largo etcetera. Sus beneficios abarcan tambien nuestra piel o nuestros ojos. Para la piel es beneficioso porque la revitaliza debido a sus antioxidantes (betacaroteno o vitamina A, vitamina C, zinc o selenio), que ayudan a retrasar el envejecimiento. Su acción beneficiosa para nuestros ojos se debe a la riboflavina presente en el brocoli, cuya asimilación por nuestro organismo puede prevenir las cataratas. Por otro lado, la luteína presente en el brocoli, es fundamental para la salud de nuestra retina, puesto que la luteína esta presente en el área de la retina periférica.
  4. Bueno para nuestro sistema cardiovascular. Comentabamos que el brocoli es rico en fibra y es precisamente este componente el que lo hace un elemento ideal para nuestro sistema cardiovascular pues permite reducir el colesterol. Una de las razones reside, nuevamente, en el sulforafano, que activa en nuestro organismo una proteína (Nrf2 ) que detiene la formación de placa en nuestras arterias y proteje nuestros tejidos y celulas. De esta manera, disminuye el riesgo de sufrir infartos o derrames cerebrales.
  5. Gran antiinflamatorio. El brocoli es un potente antiinflamatorio natural. Ya sabemos que las inflamaciones son avisos de nuestro organismo de que algo no funciona correctamente. Son el caso de las heridas, torceduras o golpes, entre otras. Pero si esta inflamación se vuelve crónica aumenta el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades. Frutas y verduras en general son buenas para evitar estas inflamaciones y el brócoli contiene también otro fitoquímico: los isotiocianatos, que ayudan a reducir la inflamación a niveles normales y poco dañinos para nuestro organismo.
  6. Huesos fuertes. Entre las numerosas vitaminas que contiene el brócoli, cuenta con la vitamina K, que es una de las que más y mejor protegen a nuestros huesos de la degradación fruto del envejecimiento. Esto es así porque la vitamina K es ideal para desarrollar a nivel orgánico la osteocalcina, proteina intimamente ligada a la salud de nuestros huesos. El calcio presente en el brocoli también es muy beneficioso para nuestra estructura ósea, con lo cual aquellos que no tomen leche o deseen dejar de tomarla tienen en el brócoli un gran aliado.

  7. Tantos minerales como beneficios.

    -Por su aporte en zinc, el brocoli es ideal para los hombres, pues el zinc es beneficioso en el funcionamiento de la próstata.

    -Demostrados beneficios para la fertilidad pues mejora la calidad de los espermatozoides. Su contenido en ácido fólico es ideal para la salud de mujeres embarazadas.

    -El hierro presente en el brocoli es ideal para paliar deficiencias como la anemia.

    -El calcio presente en el brocoli es especialmente indicado para los huesos pero también para mujeres de mediana edad para retrasar la menopausia.

    -La vitamina K, presente en nuestro protagonista de hoy, favorece también la circulación sanguínea.

    – Es recomendado en enfermedades como la diabetes gracias a su acción beneficiosa a nivel de daños cardiovasculares, como establece un estudio de la universidad de Warwich. (Inglaterra).

Como consumirlo…

brocoli3Como cualquier vegetal, el brocoli tiene unas indicaciones ventajosas en su consumo para mantener la mayor parte de sus propiedades. En este sentido, el Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de CEBAS-CSIC  ha colaborado con la asociación +BROCOLI, para averiguar las formas más sanas de cocinar esta hortaliza. Tras analizar diversas formas de cocinarlo este estudio concluye que la mejor forma de consumirlo es crudo. Aunque los expertos también señalan que consumir pequeñas cantidades de brotes de brócoli (cuando aun no ha crecido en la planta) es sumamente beneficioso en la protección contra el cáncer, tanto o más que comer una cantidad mayor de brócoli ya adulto (o maduro). Obviamente, crudo conserva más nutrientes. Cocinarlo reduce algunos de los beneficios del brócoli. Por ejemplo, al cocerlo mermamos algunos compuestos anti-cáncer.

Infusionarlo quizá no sea la manera más frecuente ni esperada de consumirlo pero si una de las más sanas: una taza díaria nos permite obtener algunos de los beneficios de prevención del cáncer. Este estudio llevado a cabo por el laboratorio de CEBAS-CSIC también establece que cocinar el brócoli al vapor, (de tres y cinco minutos) permite que mantenga, casi al completo, una elevada cantidad de sus nutrientes y fitoquímicos, sobre todo, vitamina C y glucosinolatos, fundamentales en la prevención del cáncer de mama, de colón y de pulmón. También se desaconseja periodos de hervido prolongados o cocinarlos al microondas, pues merma los principios activos de esta hortaliza y resta sus beneficios para nuestra salud.

Una última posibilidad es cocinarlo salteado. A pesar de emplear aceite, en el interior de los ramilletes la temperatura no es tan elevada y se respetan muchas propiedades del brocoli, tal como explican las investigaciones del CEBAS-CSIC. El aceite de soja, de cacahuete y el de oliva virgen son los aceites recomendados por estos investigadores para cocinar brócoli.

Unas últimas recomendaciones para su consumo y cocinado son: lavarlo bien y eliminar restos de tierra. Hervirlo no más de cinco minutos, aunque es preferible cocinarlo al vapor. También pueden realizarse sabrosas cremas y sopas con él. Resulta muy beneficioso una toma de caldo de brocoli diario o cuanto menos tres tazas semanales. Ale, a disfrutar del brocoli. Hazlo por tu salud y disfrutalo en tu paladar!!




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas