Ni uber ni taxi: el transporte colaborativo dominará el mundo

Ni uber ni taxi: el transporte colaborativo dominará el mundo

A raíz de las polémicas de los últimos tiempos acerca de licencias de taxistas o plataformas como Uber queremos constatar que todo esto son patrañas. Que si, que obviamente esta gente tiene que vivir de algo. Pero que a nadie, ni a ellos, ni a gobernantes, ni a empresas de transporte les debe molestar que la gente se ayude en su día a día. Lo hemos experimentado haciendo auto-stop. O como nosotros preferimos llamarlo: “transporte colaborativo”. Como ya os contamos en nuestra aventura en Laos, viajar gracias a la gente local es una enriquecedora experiencia…

El transporte colaborativo une a las personas

Desde nuestra experiencia viajera por Asia nos hemos dado, de bruces, con la realidad de la solidaridad de las personas. Debido a su cultura o a su religión, la población de estas regiones del mundo no estan tan inmersos en la competitividad e individualidad propia de la cultura occidental. Es mucho más fácil encontrar seres humanos dispuestos a ayudarte a cambio de nada.

Cada vez que alguien nos recogía en su vehículo siempre pensábamos “esto en España ni de coña“. No decimos que los conductores, en Europa, por ejemplo sean insolidarios. Pero si que vivimos en una sociedad donde prima el miedo a lo desconocido y el recelo a ayudar a quién no conocemos. Y esto viene inculcado por nuestra cultura, nuestro sistema educativo (basado en la competencia). Y también por unas instituciones gubernamentales que no quieren una población, o sociedad, dispuesta a ayudarse a cambio de nada.

La solidaridad entre personas no es delito

Y no solo pasa con el transporte colaborativo. Los palos caen también a otros proyectos como Couchsurfing o con cualquier plataforma colaborativa. Allá donde se ofrezca ayuda a cambio de nada es motivo de desconfianza. Pero, ¿por que?

Ahí van mis reflexiones:

Tenemos unas instituciones, unos ministerios y unos jueces de mierda que solo aceptan lo que mueve dinero. Porque si lo mueve el dinero implica que la gente esta obligada a “esclavizarse” en trabajos precarios que es lo que predomina ahora. Si trabajas mucho piensas poco y eso es lo que buscan quienes nos gobiernan.

-Porque las empresas grandes de transporte son o públicas o privadas. Pero tienen unos precios astronómicos que no todo el mundo está capacitado a pagar. Si te quedas siempre en tu casa, y no viajas, no conoces, no descubres y no te inquietas por la realidad del mundo. Y esto me vale para Tailandia o para Cuenca. Y me vale para el transporte colaborativo, pero también para los alojamientos que se exceden en precios de habitación desorbitados. Pero vamos a ver “¿20 o 30 € (en el mejor de los casos) por una cama y un techo. Pero si yo sólo quiero dormir“.

-El miedo de las ciudadanas y ciudadanos de los países occidentales no es propio. Es inculcado por nuestra sociedad. Y por los medios de comunicación amarillistas donde se abren telediarios con sucesos, exagerando, frivolizando y generando miedo, cuando no odio, a lo desconocido, especialmente a los inmigrantes.

Por eso os animo a viajar y vivir sin miedo. Porque la gente es buena, o al menos la que es buena es la gran mayoría. Deberíamos tener más miedo de esas personas que creen dirigirnos y confiar más en los demás. Si cada día ayudásemos a algún desconocido, y lo hiciésemos cada uno de nosotros, la sociedad y el mundo en general viviría con mayor armonía, más justamente y todas y todos seríamos un poquito más felices.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. Dime que necesitas y luego averiguamos cómo gritarlo al mundo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas