Una vida saludable con cinco sencillos cambios en tu alimentación

Una vida saludable con cinco sencillos cambios en tu alimentación

Cuando hablamos de estilos de vida saludable, de alimentación consciente, de nuevos hábitos y de romper creencias sobre todo aquello que nos han inculcado y enseñado durante todos estos años, nos encontramos frente a las dudas, el escepticismo y la dificultad de afrontar cambios de hábitos, de iniciar nuevas metas en lo que a la salud y a nuestra vida, en general, se refiere. Y eso te pasa a ti, lector, y a mí, escritor. Nosotros también dudamos, también luchamos contra esas pautas aprendidas. Pero creemos que es necesario que esta información que te proporcionamos sea útil, que la valores, la amplíes y definas que es valido para ti y que no. Por lo pronto, la mayoría de las cosas que decimos, que aconsejamos tienen un profundo trabajo de investigación y se apoyan en manuales profesionales argumentados, horas de lectura, de conferencias y charlas. Y, en muchas ocasiones se corroboran desde la experiencia propia o la ajena, pero están constatadas.

Por eso, hoy, vamos a hablarte de cierto cambios producidos por mi mismo y que puedo confirmar, sin parangón, que son beneficiosos en nuestro día a día.

Cinco consejos para un estilo de vida saludable

Queremos que en  te queden claros ciertos objetivos asequibles que yo mismo, que no soy un dechado de fuerza de voluntad, he conseguido llevar a cabo durante los últimos tiempos. Y los beneficios que nuestra salud física y mental apreciará en poco tiempo.

 

 

1. En el desayuno trata de evitar la leche de vaca y el azúcar en sus más diversas formas.     Es un clásico la taza de leche con café y azúcar. Pero es un error. Para empezar, la leche no sienta bien a la mayoría de las personas. ¿Has visto algún mamífero adulto beber de las ubres de su madre? La lactosa suele ser mal tolerada por nuestro intestino y puede acabar desarrollando enfermedades. En su lugar puedes tomar zumos, infusiones o bebidas vegetales, algunas de las cuales son muy similares en sabor y textura a la leche de vaca. En mi caso, la bebida de avena ya lleva años en mis desayunos y esto me ha permitido tener digestiones menos pesadas y reducir la pesadez e, incluso, los gases.

El azúcar blanca es PURO VENENO, así, en mayúsculas. El azúcar blanca acidifica nuestro organismo y un organismo ácido es el entorno idóneo para el desarrollo de enfermedades auto inmunes como la esclerosis múltiple, la fibromialgia o la diabetes. Ver el artículo sobre dieta ácida y alcalina. En lugar del azúcar blanca te recomendamos que tomes estevia natural, ideal para añadir a infusiones o azúcar de caña integral, panela o azúcar de coco. Esta última es la que tomo yo ahora y está deliciosa. Todas ellas son fáciles de encontrar y pronto dedicaremos un artículo a los edulcorantes saludables.

alimentacion sana5Pero el azúcar no solo es azúcar blanca. El azúcar está presente también en cereales procesados (las famosas cajas de cartón con cereales inflados, de chocolate, etc), en bollería industrial y un largo etcétera. En su lugar puedes tomar frutas de temporada. Los tomates son deliciosos y nutritivos en verano. El aguacate es ideal todo el año. Las frutas tropicales como la papaya o el mango también son nutritivas y exquisitas. Si eres muy amante de los cereales trata que sean integrales, usa los copos de avena, el muesli o cualquier cereal lo menos procesado posible. En cuanto a galletas o magdalenas, si no puedes vivir si ellas, busca aquellas integrales, con la menor cantidad de azúcar posible. El requesón es otra buen opción para acompañar tostadas (con panes integrales de verdad) y un poquito de aceite de oliva.

2. Trata de eliminar, en lo máximo posible, las carnes, especialmente las carnes rojas. Ojo,no digo que no comas nunca más. Yo también como de vez en cuando. Pero reduce el consumo. La carne en si no es mala. Lo que es malo es la adulteración de la carne, que seguramente sea la que tienes tu en tu nevera. Las vacas, las terneras, los cerdos se engordan con hormonas, con antibióticos y con mil porquerías más que desearás no conocer. Y todo eso es lo que te comes tu. Si no lo haces por el respeto a los animales, a su forma de vivir y morir, hacinados, sufriendo y demás, hazlo por tu salud. Es preferible, si quieres comer carne, que busques una carnicería o proveedor de alimentos que garanticen una procedencia ecológica y en libertad de esa carne. Mejor un buen filete al mes, si es lo que quieres, que no diez envenenados. Que está claro que no te matarán hoy, pero las lentas secuelas van haciendo una invisible mella en tu salud y, especialmente, en tu sistema digestivo. Piensa la energía que tu organismo emplea en digerir esos trocitos de carne muerta en tu interior, y piensa lo bien que te vendría esa energía en otros quehaceres de tu vida cotidiana.

3. Come más fruta y verdura. De verdad. Especialmente verdura. La fruta es muy sana pero no deja de llevar fructosa, una especie de azúcar que engorda como cualquier otra. Por eso la fruta no es recomendable tomarla después de comer o cenar como suele recomendarse, sino que es mejor entre horas, para almorzar o merendar.Por su parte, la verdura si es una gran aliada de nuestra salud y favorece todos los procesos digestivos. Cuando comemos proteína, pasta, arroz, es muy recomendable mezclar con ensaladas: lechuga, tomate, zanahoria, etc. Alimentos estos últimos que favorecen, gracias a sus enzimas, nuestra digestión.

Pero la verdura no debe ser un mero acompañante, sino que puede constituir, por si misma, deliciosos platos. Siempre me pregunto porque está tan arraigada la idea de que a los niños no les gustan las verduras y empiezo a pensar que, como los padres lo dan por hecho, o no fomentan en general este hábito o lo dan por causa perdida. No existe una educación para la alimentación saludable porque los grandes lobbies de poder, las grandes multinacionales ven en la industria cárnica y los alimentos procesados unos beneficios que la verdura no proporcionaría nunca. Y aquí ya sabemos que prima el dinero por encima de nuestra salud (que se lo digan también a las farmacéuticas). Pero el brócolí está buenísimo hervido o al vapor y bien aliñado con aceite o acompañado con un queso bajo en grasa o un ajo picado. La zanahoria es un alimento sano, rico y fresco, al igual que el tomate, la lechuga y el calabacín.

Bien es cierto, que la verdura que compramos en el supermercado es la mitad, de la mitad de rica y sabrosa que la que comían nuestros abuelos o la que como yo de mi huerto. Y no te digo que te montes un huerto, que si puedes deberías hacerlo. Te digo que busques, porque en tu barrio seguro que hay una verdulería que trae verdura de una procedencia digna e incluso ecológica. Igual te sorprende. Porque yo, en una premura, me he tomado un gazpacho envasado pero adquiere una nueva dimensión cuando lo haces tu, con tus manos y con verduras adquiridas por ti. Pero ahí están siempre las malditas prisas…

4. Usa remedios naturales.Las plantas medicinales son uno de los grandes motivos por los que empezó este blog. Cuantos resfriados he sido capaz de superar o prevenir gracias a infusiones de tomillo o eucalipto, o ambos. O cómo me ha ayudado en catarros el jengibre y el ajo crudo en ayunas. Luego está el listillo que te dice: “si, pero el aliento…” a lo que no me queda más remedio que responder “lo primero es mi salud, si no te gusta mi aliento, alejate de mi”. La cola de caballo, el diente de león, la menta, la hierbabuena y un largo etcétera de hierbas colman mi despensa y me encanta tenerlas.

Healthy breakfast. Bowl of yogurt with granola and berries

Un ajo en ayunas es ideal, no solo para las afecciones respiratorias sino para reactivar la flora bacteriana en nuestro sistema digestivo. De hecho, el ajo es un fenomenal antibiótico natural que refuerza nuestro sistema inmune y nos depura. Otro de los remedios que llevo tiempo tomando es medio vaso de agua con el zumo de medio limón exprimido y media cucharadita de cúrcuma en polvo y pimienta negra. Sus efectos depurativos y alcalinizantes están constatados y sus efectos se notan a los pocos días. La cúrcuma es otra de esas joyas de la naturaleza que, entre sus múltiples cualidades, son anti tumorales o lo que viene a ser lo mismo, anti cancerígenos.

5. Y luego están los “super alimentos”, tan de moda en los últimos tiempos.Ya hemos hablado en PLANTARTE de la espirulina. Diluida en zumo, en agua, infusión o zumo su capacidad general para depurar, energizar y alcalinizar nuestro organismo y como está sorprendiendo a la comunidad científica. Lo mimos podríamos decir de las semillas de Chia: una cucharadita de estas semillas consigue grandes beneficios para nuestra salud digestiva, lo que repercute en nuestra energía vital. Existen un sinfín de remedios, por ejemplo para aumentar nuestra energía y vitalidad de forma natural: la maca andina, la moringa o el agua alcalina o plasma de mar son otros de los alimentos que he podido probar y comprobar como mejoran diversos aspectos de nuestra salud integral. Solo tienes que buscar cual es el que más necesitas. Y entre los muchos artículos de PLANTARTE, seguro que encuentras respuesta a que alimento o remedio debes incluir en tu día a día.

Por que PLANTARTE apuesta por una vida saludable

Muchas veces, los artículos que escribimos en blogs como PLANTARTE requieren de un buen trabajo de indagación, de contrastes y de conocimientos almacenados, atestiguados y respaldados por diversos ámbitos. Podemos ser expertos en una materia, más o menos, pero no es lo mismo escribir sobre videojuegos o cine que sobre salud, pues nuestra salud es algo muy valioso y delicado al mismo tiempo.

frutaSin embargo hay algo casi tan importante como estar bien documentado y contrastar aquello que escribimos y es ser coherente con aquello que aconsejamos. Obviamente todos los aspectos de nuestra salud son muy amplios y cada uno puede tener ciertas necesidades o preocupaciones acerca de su estado de salud. Sin embargo en PLANTARTE tratamos de dar una visión general de aspectos de nuestra salud genéricos, aunque a veces nos centramos en trastornos, dolencia o enfermedades que, con un óptimo cambio de estilo de vida ya podemos observar ciertos resultados positivos y mejoría, ya sea en nuestra salud física o emocional. Por eso queremos que sepas que sin ser unos iluminados, en este blog comprobamos, directa o indirectamente, los beneficios de los consejos que damos en cada uno de estos artículos. Y este es el motivo de este post.. que sepas que te acompañamos en este proceso de cambios y de estilos de vida, en nuestra alimentación, en nuestra conducta, en nuestras prácticas y que somos personas que también recaemos, que también dudamos, personas a las que también les cuesta asumir ciertas pautas y hábitos tan profundamente arraigados. Pero que lo intentamos y, en ocasiones, lo conseguimos.

Y nuestro camino no acaba aquí. Siempre estamos dispuestos a escuchar, a descubrir y, si es menester, a retratarnos y disculparnos si alguien constata que tal o cual remedio no es beneficioso para nuestra salud. Somos humanos, nos equivocamos, pero tratamos de continuar con una pedagogía de la alimentación y de los estilos de vida saludables, más allá de todo lo que nos han inculcado como lo “único” posible. Sabemos que recibiremos muchas críticas, porque invitar a las personas a salir de su esfera, de su burbuja y de su espacio de confort siempre produce rechazo. La voluntad es buena, el medio creemos que también, y el interlocutor, que eres tu tiene la capacidad de decidir e indagar si nuestras propuestas le parecen interesantes o no. En cualquier caso, gracias por tener la mente abierta.




Autor de Plantarte- Periodista y coach en habilidades comunicativas. Formación en Psicología de la Comunicación y PNL. La comunicación define quien eres y lo que puedes lograr.

Comments

  1. Hola José

    Muy buenos consejos, la verdad. Yo me he quitado del azúcar, hasta hace pocos meses tomaba toneladas. Pensaba que no podía tomar café sin azúcar, y me ponía 3 cucharadas por taza. Hasta que he descubierto que con leche también me gusta.

    Tomo nota de muchas ideas 😉

    • Jose Vicente Esteve Lopez : septiembre 11, 2017 at 10:15 am

      Hola Diego. Pues si, el azúcar es de los peores “venenos” que podemos tomar. Especialmente por como se procesa. De hecho hay alternativas muy saludables. El azúcar de coco esta muy buena y es muy saludable. También la panela o el sirope de ágave son opciones muy recomendables. Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡ESPERA! NO TE VAYAS...
Llevate GRATIS esta GUÍA para desarrollar tus habilidades comunicativas...

!Las claves para potenciar tu capacidad expresiva!
Un manual con reflexiones y  consejos para alcanzar tus metas

Unete a Plantarte y empieza a disfrutar esta guía hoy
SI, LA QUIERO
habilidades comunicativas